Massa recoge el guante y busca combatir "el vandalismo rural"

Luego de que se incrementen los ataques contra entidades agropecuarias, el presidente de la Cámara de Diputados presentó un proyecto para que ese delito sea tipificado con penas de hasta cinco años. Las acusaciones de la Sociedad Rural y la respuesta de Frederic.

En medio de las denuncias de dirigentes agropecuarios por los reiterados ataques contra sus establecimientos, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, presentó un proyecto de ley para que se tipifique como “vandalismo rural” a cualquier daño contra silos, tolvas o silobolsas, con una pena de 2 hasta 5 años de prisión. Desde la Sociedad Rural vincularon estos episodios a "cuestiones políticas".

La iniciativa también apunta a daños a “bosques, viñas, olivares, cañaverales, algodonales, yerbatales o cualquiera otra plantación de árboles o arbustos en explotación”, así como también de “ganado en los campos o de sus productos amontonados en el campo o depositados”; “leña o carbón de leña”, “alfalfares o cualquier otro cultivo de forrajes, ya sea en pie o emparvados, engavillados, ensilados o enfardados”.



Por otra parte, el proyecto modifica el Código Penal para reprimir, con prisión de dos a 10 años, a quien “causare incendio, explosión, inundación, derrumbe, liberación de patógenos, tóxicos o energía, emisión de radiaciones, o cualquier otro proceso destructor capaz de producir estrago”.

Si hubiese peligro para la vida, “el máximo de la pena será 12 años”, mientras que si se produjera el estrago, la pena de prisión “se elevará de cinco a 15 años”. En tanto, el texto agrega: “Si como resultado se provocare la muerte de una o más personas, el máximo de la pena será de 25 años de prisión. Si esos efectos se produjeren por imprudencia o negligencia, este máximo será de quince 15 años”.

Las denuncias sobre ataques en el agro se incrementaron en las últimas semanas y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) alertó el martes pasado que 60 silobolsas fueron vandalizadas en lo que va del año en varios puntos del país, lo que representa un daño a 5.700 toneladas de granos, con una pérdida del 15% del mismo por cada silobolsa roto.

La reunión virtual y el cruce con Frederic

El viernes pasado se realizó una reunión virtual entre la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y directivos de unas 40 entidades de la cadena agroindustrial con el objetivo de tratar el aumento de casos delictivos registrados en las últimas semanas en diversas zonas rurales.

Durante su exposición, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, manifestó su "preocupación" por estos episodios y fue más allá: aseguró que "las agresiones están tomando otro color, tienen tintes políticos".

"Creo que la rotura de silobolosas que quizás antes pasaba por un problema gremial de los transportistas ahora pasó a rollos, campos, bolsones de pasto, animales, y allí se ve un componente distinto, un mensaje de bronca que tiene que ver con la política", manifestó el dirigente rural. 

Ante esta acusación, Frederic tomó la palabra y se encargó de despegar al Gobierno de los hechos: "Los casos de inseguridad en los campos son delitos que se investigan como tal y que no están relacionados a cuestiones ideológicas", remarcó la ministra.

Luego se comprometió a proponer que la problemática del delito rural sea tratado en las próximas semanas en el Consejo de Seguridad Interior para generar acciones preventivas en base a la información que compartan las distintas áreas del Estado


Frente a este panorama, Sergio Massa recogió el guante y decidió poner primera para combatir este tipo de ataques. Con su iniciativa, el titular de la Cámara Baja busca calmar el ánimo de los dirigentes agropecuarios. En el mismo sentido, actuó Frederic, quien manifestó ayer su "repudio categórico" a estos hechos y envió otro gesto de compromiso del Gobierno para frenar esta situación..

Diarios Argentinos móvil