Manaos: toque de queda por colapso sanitario

El gobernador, Wilson Lima, decretó toque de queda entre las 19.00 y las 06.00 horas ante el desborde de los hospitales por la gran cantidad de contagios.

Este jueves, el estado brasileño del Amazonas, Manaos, dispuso un toque de queda de 11 horas diarias ante la segunda ola de la pandemia del coronavirus que ha desbordado el sistema hospitalario.  

La medida, que regirá entre las 19 y las 6 AM, fue decretada por el gobernador Wilson Lima y busca revertir la crisis sanitaria en la que se ve envuelta desde hace unos días Manaos, que implica que los hospitales no tengan capacidad de recibir a más pacientes y carezcan de oxígeno para atender a los enfermos más graves.

Las restricciones son aún más amplias: habrá restricción al transporte público de pasajeros tanto en vía terrestre como fluvial, en ese mismo horario, y los comercios cerrarán durante ese lapso, con excepción de los servicios de salud y seguridad. Las farmacias podrán funcionar, pero solo podrán hacer entregas a domicilio.

La autoridad regional calificó la situación como “algo sin precedentes, el peor peak de la pandemia”. Según las autoridades sanitarias, Manaos es el origen de una nueva cepa del virus, que se suma a las halladas en Reino Unido y Sudáfrica, que han comenzado a circular por todo el mundo. El reciente hallazgo despertó las alarmas de varios gobiernos como el británico que vetó los vuelos procedentes de Brasil y de otras 14 naciones suramericanas.

El ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello, confirmó que la situación en la capital de la Amazonía del país es “extremadamente grave”.

En esta región del país ya han muerto cerca de 6.000 personas a causa del Covid-19 y los investigadores indican que la nueva mutación del virus podría estar contribuyendo al fuerte aumento de casos en la región. Sin embargo, se encuentran realizando más estudios para determinar si es más contagiosa que las anteriores variantes.

Otros expertos no respaldan esa posibilidad y atribuyen el aumento de los contagios a las vacaciones de verano. “Está sucediendo también en muchas ciudades y estados diferentes, probablemente debido a las vacaciones, el verano, con más viajes y salidas, y la relajación de las medidas de distanciamiento social”, indicó Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud.

Anoche además las Fuerzas Armadas brasileñas enviaron 356 cilindros con oxígenos para los pacientes, pero no alcanzaron para todos los internados que lo necesitaban.

Diarios Argentinos