Maduro se aferra al poder: "Jamás renunciaría"

El mandatario venezolano acusó a Estados Unidos de estar detrás del pronunciamiento de Guaidó. "Se creen la policía del mundo", dijo. Reiteró que los diplomáticos norteamericanos deben dejar el país.

En el medio de la crisis que atraviesa Venezuela, Nicolás Maduro afirmó desde Tribunal Supremo de Justicia que "jamás" renunciará y volvió a denunciar un golpe de Estado orquestado desde Estados Unidos, a quien acusó de creerse "policía del mundo".

"Ahora ellos pretenden decir 'desconocemos al Gobierno de Maduro y nos quedamos'. ¿Qué creen? ¿Ellos creen que ya tienen un enclave colonial en Venezuela, donde deciden lo que les da la gana? No", expresó.

Maduro también se refirió al dirigente opositor Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, quien este miércoles se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela ante miles de manifestantes que protestaban en contra del Gobierno actual. 

Lo calificó en varias oportunidades como un "miedoso" y señaló que su accionar "queda en manos del poder judicial". "Que se haga justicia en Venezuela, justicia para que haya paz", añadió. 

También se mostró de acuerdo con la propuesta de los Gobiernos de México y Uruguay para promover el diálogo entre las partes en Venezuela, en medio de jornadas de protestas, que suman más de una decena de muertos producto de la represión. "Les digo públicamente, estoy de acuerdo", dijo. 

Por otra parte, le respondió al secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, quien afirmó que Maduro ya no tiene autoridad para romper las relaciones entre ambos país y anunció que sus autoridades diplomáticas permanecerán en tierras venezolanas. 

"Hasta el domingo, tiene 72 horas para retirarse, para marcharse de Venezuela. Así lo ratifico", advirtió Maduro en el inicio del año judicial. ¿Qué decidirá Donald Trump?




Rouvier