Macri y su discurso más cómodo: populismo, libertad y Venezuela

El expresidente apareció públicamente por primera vez durante la pandemia en una entrevista junto a Álvaro Vargas Llosa. Cuestionó al Gobierno de Alberto Fernández y evitó hablar de la causa por espionaje.

Mauricio Macri rompió el silencio y reapareció por primera vez durante la pandemia en una entrevista junto a Álvaro Vargas Llosa, hijo del reconocido escritor. El expresidente eligió hablar de los temas en los que se siente más cómodo y omitió mencionar los que le presentan dificultades. "La defensa de la libertad", "el populismo" y "Venezuela", fueron los ejes de su discurso.




"Hay un gobierno que en la pandemia ha intentado avanzar sobre las libertades", señaló el exmandatario en un reportaje que fue grabado pero que se emitió ayer a la noche. Consideró, a su vez, que para él, "el populismo quedará debilitado" luego del coronavirus.

En ese sentido, advirtió  las consecuencias económicas que tendrá la pandemia y cuestionó la estrategia del cierre total. Según el exmandatario el escenario post croronavirus "será dramático", pero luego la región tendrá "una gran oportunidad". "En el corto plazo vamos a vivir situaciones muy difíciles, pero soy optimista sobre el futuro de nuestro país por la valentía de los ciudadanos que creen en el trabajo y se expresan sin miedo para defender sus oportunidades", reflexionó.

Macri se permitió dar su mirada sobre cómo enfrentar la pandemia: “Tiene que haber un equilibrio entre la prevención sanitaria y la salud mental y laboral de la gente. No hay que dejarse llevar por el miedo y la intuición para tomar decisiones en momentos como estos, sino por los datos”.

Respecto a su futuro en la política, sostuvo que tiene "un compromiso absoluto con el país". "El cierre de la campaña, muy emotiva a pesar de la falta de resultados económicos, el apoyo fue muy grande igual, y el compromiso mío es absoluto. Amo a mi país, es mi país y soy un ferviente defensor de las libertades, de la capacidad de elegir de la gente. En esa batalla yo estoy, estoy comprometido”, enfatizó.

Además, habló sobre su rol dentro de la coalición opositora: “Mi primera tarea hoy es fortalecer la unidad de Juntos por el Cambio, fortalecer todos los liderazgos que están surgiendo, que el espacio crezca a partir del volumen de sus dirigentes. Esa es mi principal tarea. Seguiré tratando de ayudar a que esos talentos crezcan, que tengamos muchos líderes capaces de defender nuestras banderas".

Finalmente, reiteró sus cuestionamientos al gobierno de Nicolás Maduro y le envió su apoyo al pueblo venezolano: "A veces en la vida a uno no le gusta tener razón. Lo dije hace muchos años, cuando estaba (Hugo) Chávez, que esto era una dictadura. El tiempo lamentablemente me ha dado la razón. Mi solidaridad con los queridos venezolanos. No se puede convivir con ningún intento de afectar nuestras libertades. Tenemos que seguir manteniendo la presión hasta que en el Ejército venezolano surja una decisión de terminar con este proceso de destrucción".

El fundador del PRO optó abandonar su bajo perfil en medio de la fuerte disputa interna que atraviesa su partido, que se reavivó tras el comunicado emitido por la muerte de Fabián Gutiérrez, exsecretario de CFK. En paralelo, varios exfuncionarios de su gestión siguen en la mira de la Justicia en la causa por el espionaje ilegal y por el millonario crédito otorgado a la empresa Vicentin. Pero esos temas, no fueron tocados en la "amable" charla que tuvo con el entrevistador.


Diarios Argentinos móvil