Internas: el gesto de Macri y la tajante respuesta de Carrió

En un intento de reconciliación, el presidente la nombró durante su discurso en el CCK durante el lanzamiento de "Argentina Exporta". La respuesta de la diputada, también presente, fue tajante: "Voy a amigarme cuando saque a Garavano".

Luego de la semana más complicada para su relación, Mauricio Macri y Elisa Carrió compartieron esta mañana el acto "Argentina Exporta" en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Pero lo que se había pensado como la "reconciliación" entre ambos terminó por ser un encuentro frío, con un mensaje tajante de la diputada oficialista al presidente. 

Antes de subir al escenario, Macri saludó a algunos de los funcionarios y dirigentes que se encontraban en primera fila para escuchar su discurso. En su paso, el presidente saludó a Carrió con un beso en la mejilla, aunque en un gesto que se notó frío por parte de ambos. 


Luego, en medio de sus palabras, el mandatario intento realizar un guiño para su aliada en Cambiemos, que por estos días mostró toda su furia contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, por criticar la prisión preventiva ordenada por el juez Claudio Bonadio contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. 

"Creemos que fortaleciendo la capacidad de exportar va a ayudar muchísimo a que la gran familia pyme, que es el corazón de la Argentina. Esto es algo que sentimos profundamente en Cambiemos. No es una visión solamente del presidente. Por eso la doctora Carrió ha viajado por el país y hoy nos acompañó", expresó el jefe de Estado, en un intento por darle protagonismo. 

Sin embargo, la líder de la Coalición Cívica-ARI dejó en claro que su postura en contra de Garavano es inconciliable. "Voy a amigarme con el presidente cuando me lo saque a Garavano", lanzó durante su discurso, previo al del propio mandatario. ¿Logrará, finalmente, forzar la salida del ministro o Macri se mantendrá firme?

La historia de la pelea

Carrió explotó de furia después de que Garavano se mostrara en contra de la prisión preventiva contra Cristina, al considerar que la expresidenta podía "brindar explicaciones en el marco del juicio oral, más allá de que sea desaforada y detenida o no".

"Sus dichos son una vergüenza", lo cruzó con dureza Carrió, que reflotó su vieja disputa con Daniel Angelici, presidente de Boca y señalado como "operador" del macrismo en la Justicia, a quien la diputada vinculó con el ministro.

Fue tal su enojo que hasta llegó a darle un ultimátum al propio Macri el último fin de semana. "Siempre dije: el presidente está entre la línea de Angelici y la línea Carrió y va a tener que elegir. Tiene tiempo, pero sabe que o elige o cae", fueron sus palabras durante la presentación del nuevo libro de Mariana Zuvic, su compañera de la CC-ARI. 

Más tarde, la dirigente oficialista intentó poner paños fríos y avisó que no "romperá" Cambiemos, aunque ratificó su postura. "Hay cosas en materia de justicia que tienen que cambiar. La impunidad no es negociable", escribió. 


Diarios Argentinos móvil