¿Macri puede ir preso?

En el marco de estas causas, los delitos por los que podrían procesarlo son el de violación de la ley de inteligencia N° 25.520 y eventualmente el de asociación ilícita.


El expresidente Mauricio Macri se encuentra inmerso en una verdadera maraña de causas judiciales en su contra. Hasta el momento la Justicia no representó un mayor problema para el exmandatario. Hubo algunas denuncias que fueron desestimadas y otras que aunque tuvieron movimientos, no fueron significativos. Sin embargo, su escenario judicial podría complicarse por la causa de espionaje ilegal contra su administración. ¿Cuál es la situación de Macri y qué pena podría caberle?

Hay seis causas por presuntas maniobras de espionaje ilegal llevadas a cabo durante la gestión del presidente Mauricio Macri. Las víctimas serían propios y opositores, y no solo políticos sino también empresarios, sindicalistas, periodistas, jueces, académicos, y hasta presos.


¿Cuáles son las penas por violar la ley de inteligencia?

En el marco de estas causas los delitos por los que podrían procesarlo al expresidente son por la violación de la ley de inteligencia N° 25.520 y eventualmente por asociación ilícita.

En cuanto a la infracción a la ley de inteligencia, esta establece en sus artículos 42 y 43 las disposiciones penales que contienen penas de hasta 10 años de prisión.

La responsabilidad de Macri se agrava en caso de encontrarlo culpable dado que es el presidente quien fija los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la Política de Inteligencia Nacional, según el artículo 12 de la ley citada.

Además, este presunto delito de espionaje podría haberse cometido en concurso real con el de asociación ilícita que conlleva una pena de prisión de 3 a 10 años – para quien es acusado de ser el jefe la pena mínima es de 5 años.

Con lo cual en caso de que la Justicia determine que hay un concurso real de los delitos de asociación ilícita y espionaje la pena unificada podría llegar a los 20 años de prisión.

La causa que generó mayor repercusión, a cargo del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, tramita con secreto de sumario y sale del hermetismo con sorpresivos allanamientos como el llevado a cabo en el domicilio del ex secretario privado administrativo de la Coordinación General de Asuntos Presidenciales, Darío Nieto; o la detención de la exdirectora de Documentación Presidencial, Susana Martinengo.

La referencia a Macri es inevitable. Los exfuncionarios implicados pertenecían a su círculo cercano y respondían directamente a sus órdenes, aunque la estrategia desde la oposición sería desestimar esta cercanía. Lo cierto es que aún no hay novedades respecto a la situación de Macri, pero lo que sí hay que aclarar es que en caso de recibir un procesamiento con pedido de prisión preventiva su situación sería distinta a la que transitó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner porque no posee fueros que impidan una detención.


Diarios Argentinos móvil