Macri: "No voy a hipotecar mi gobierno para defender a nadie que actúe fuera de la ley"

Sin nombrarla en forma explícita, el presidente se refirió a la causa de los cuadernos en el encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). Su primo Ángelo Calcaterra se encuentra imputado en la investigación y admitió haber pagado coimas.

El presidente Mauricio Macri encabezó este jueves el encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), donde reconoció que su gobierno atraviesa "una tormenta de frente" debido a la situación económica, y, por otro lado, envió un mensaje para los empresarios más cercanos por la causa de los cuadernos. 

 "Yo no tengo pensado hipotecar mi gobierno ni el futuro de los argentinos para defender a nadie que actúe fuera de la ley. Y quiero ser claro en esto: si alguno de ustedes se encuentra con un pedido indebido, acá tienen un presidente al cual acudir", planteó el mandatario durante su discurso en el Hotel Sheraton, donde se realizó el evento.  

Si bien no lo mencionó de manera explícita, Macri aludió con estas palabras a la causa en la que se encuentran involucrados varios exfuncionarios kirchneristas y empresarios de la obra pública por el supuesto pago de coimas. Uno de ellos es su propio primo Ángelo Calcaterra, exdueño de la constructora familiar Iecsa, quien admitió ante el juez Bonadio haber entregado dinero para las campañas de 2013 y 2015.

Frente a eso, Macri llamó a "terminar con los comportamientos mafiosos" y les dijo a los empresarios que "tienen que denunciar". "Lo más significativo es que las reglas de juego sean claras y las mismas para todos. Por eso, desde el primer momento hicimos de la verdad, la transparencia y la verdad, valores innegociables", aseguró. 

"Hoy, como sociedad, empezamos a decir las cosas por su nombre, empezamos a poner los problemas de verdad sobre la mesa, a no negarlo, a no buscar soluciones mágicas y, sobre todo, a no gastar sin control los recursos del Estado, que son los recursos de todos los argentinos", añadió.

Sobre ese último punto, el presidente destacó la necesidad de llegar a un "equilibrio fiscal" y admitió que el país se encuentra en una "situación de vulnerabilidad". "No tener equilibrio fiscal y no tener un sistema financiero potente nos hace depender del financiamiento externo", argumentó. 

Diarios Argentinos