Macri, junto a Vidal y Larreta: "Este no es un equipo perfecto"

El presidente dio un giro en el discurso oficial durante la inauguración del Puente Olímpico Ribera Sur, en el límite entre Lanús y la Ciudad. A pesar de reconocer errores, aseguró que "nadie puede dudar de las buenas intenciones" de su Gobierno.

El presidente Mauricio Macri volvió a mostrarse este mediodía con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, durante la inauguración del Puente Olímpico Ribera Sur, en el límite entre Lanús y la Ciudad, donde dijo que no son un equipo "perfecto", pero sostuvo que "nadie puede dudar de las buenas intenciones". 

"Somos un equipo, vemos las cosas de la misma manera, razonamos de la misma manera", afirmó Macri junto a sus dos compañeros del PRO, como una muestra para acallar los rumores que indicaban el supuesto alejamiento de Larreta y Vidal de la llamada "mesa chica" del jefe de Estado. 


Al hablar de la obra a la que dio inicio, manifestó: "Esto que estoy pisando es de verdad. No son palabras, no son discursos, esto haber terminado con un sueño de 50 años de Lanús, que soñaba con la conexión con la Ciudad de Buenos Aires". 

En ese sentido, aseguró es parte de "lo que está sucediendo en todo el país". "Es estar más cerca, escuchar, dialogar, trabajar, hacer. Eso es lo que estamos haciendo, porque hace dos años y medio, tres, decidimos un cambio que dijo basta a la mentira, a las trabas, a las mafias. Vamos a hacer el país que siempre soñamos", exclamó. 

Pese a ese optimismo, reconoció las dificultades económicas que atraviesa el país. "Claro que cuesta, claro que falta. Nos está costando mucho y estamos todos poniendo el hombro, y yo lo se más que nadie, porque vivo caminando el país y hablando con ustedes", remarcó, pero repitió, como ayer en Salta, que "este es el camino". 

"Es un equipo que no es perfecto, claramente, pero de lo que nadie puede dudar es que es un equipo con buenas intenciones, con honestidad, con un eje profundo en el hacer, porque las palabras se las lleva el viento, pero estas obras no", expresó el mandatario, acompañado también por el intendente de Lanús, Nestor Grindetti, recordado por su involucramiento en los Panamá Papers.

Por último, en línea con todo su discurso, aprovechó para apuntar contra el kirchnerismo. "Demostramos que podemos hacer las obras respetando las fechas que se inician y se terminan, sin que nadie se lleve un mango que no corresponde, también es demostrar que los argentinos somos mejores de lo que hemos hecho durante décadas", concluyó.  

Diarios Argentinos