Macri gastó un millón de pesos en un vuelo de media hora

El expresidente, junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, se trasladaron desde París a Saint Tropez para disfrutar del verano europeo en la Costa Azul, en un avión privado que costó 12.000 euros.

El expresidente Mauricio Macri, junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, se trasladaron desde París, la capital francesa, a Saint Tropez, para disfrutar del verano europeo en la Costa Azul en un avión privado que costó 12.000 euros, o sea, un millón de pesos aproximadamente. 

La familia Macri, trascendió, estaría en total dos semanas en suelo francés, antes de viajar a Suiza, donde según lo confirmado en el entorno del ex mandatario, tendrá reuniones con motivo de su cargo en la FIFA. La elección de pasar previamente por Francia, de todas maneras, tendría que ver con que el gobierno del primer ministro frances, Emanuel Macron, no es partidario de medidas de cuarentena muy estrictas. De hecho, ni bien llegó a París días atrás, Macri se encargó de elogiar al país galo por el manejo de la pandemia: "Acá se vive en libertad y con responsabilidad", disparó, para subrayar, en forma elíptica, la diferencia con lo acaecido, según su visión, en la Argentina. 

El viaje de Macri en plena pandemia en nuestro país ha despertado críticas en la opinión pública y en la dirigencia política, tanto dentro del oficialismo como en sectores dentro de la coalición de Juntos por el Cambio. Se le critica, en primer término, por el sentido de la oportunidad del viaje, justo en un momento en el que la sociedad argentina sufre por la pandemia, la crisis económica y un encierro que lleva meses. A ello se le agrega los gastos millonarios en los que incurre el ex mandatario, alojándose, por ejemplo, en hoteles de lujo que cuestan miles de euros.


 

El viernes último, en su alocución en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner, del Frente de Todos, sostuvo que Macri no buscaba escapar de la Justicia (en referencia a las causas judiciales en las que está implicado) y señaló irónicamente que es mejor turista que presidente. 

Dentro de las filas de Juntos por el Cambio, los reproches públicos también se hicieron escuchar. El intendente de Pinamar, Martín Yesa, puso en duda la vocación de liderazgo del expresidente: "Quizás Macri no quiere aceptar ser el líder de la oposición", sostuvo en una entrevista a Futurock.

Por su parte, el diputado nacional Luis Juez, fiel a su estilo, no se anduvo con vueltas: "Le tengo aprecio a Macri, pero es desubicado como caballo arriba de un techo". Y agregó: "Es inexplicable. Estaría bueno que en algún momento diga 'no me tengan expectativas, no crean que yo voy a hacer tal cosa', entonces se acabó la expectativa y no importa si se va a Francia o Suiza".

Diarios Argentinos móvil