Macri admitió que "a la gente le cuesta un poco más llegar a fin de mes"

El presidente difundió una conversación telefónica que mantuvo con un hombre en la que reconoció que el aumento en la tarifas de los servicios le trajo problemas a la gente. Sin embargo, le echó la culpa al kirchnerismo por dejar al país "sin energía".

El presidente Mauricio Macri admitió hoy que a la población "le cuesta entre un 5 y 10 por ciento más llegar a fin de mes, porque ahora se pagan cosas que antes no se pagaban", y sostuvo que lo "desespera" que "los que hicieron" las "cagadas" y "se robaron el país" en el gobierno kirchnerista "sigan caminando por las calles".

El jefe de Estado realizó estas declaraciones en una conversación telefónica que mantuvo con un hombre que le había enviado una carta planteándole la problemática de los precios por la inflación.

Además, Macri cuestionó que "hay una cantidad de empresarios vivos que, cada vez que hay 2 de inflación, te enchufan 4, por las dudas; te enchufan 8".

El jefe de Estado también le reclamó a los jueces que "tienen que decir a los argentinos quiénes de los que se fueron y robaron, porque hay un montón de denuncias", por lo cual criticó que haya magistrados que "dan vueltas", ya que pasó "un año y medio y no empezó el juicio oral de ninguno".

En su cuenta oficial de la red social Facebook, el primer mandatario publicó hoy esa charla, en la que dialogó sobre el consumo de los argentinos e instó a los "empresarios y gremios a que trabajen juntos para que las cosas se produzcan por menor valor".

"En ese corto plazo lo que fuimos haciendo fue sacar la mugre debajo de la alfombra, nos enteramos de que nos habíamos gastado todas las reservas de energía para darla gratis, y ahora no teníamos energía, y hay que aumentar todos los servicios alrededor de la energía, el gas, el transporte. A todo el mundo le cuesta entre un 5 y 10 por ciento más llegar a fin de mes, porque ahora pagás las cosas que antes no pagabas", recalcó Macri.

Durante la charla con el hombre, identificado como Sergio, de 47 años y con tres hijos adolescentes, el presidente agregó: "¡Me voy a dormir con una angustia! Hay otros que no tienen laburo, que esto tarda en moverse y arrancar. Otra cosas que me desespera es que los que hicieron todas estas cagadas, que encima se robaron el país, como tenemos jueces como lo que tenemos, los tipos siguen caminando por la calle".

Luego añadió: "He tratado de dar el ejemplo. Desde que arranqué como presidente, estos tipos (por dirigentes del kirchnerismo) me han llenado de denuncias que son un invento más grande que la otra".


>

Diarios Argentinos