Luego de dos traspiés, Larreta anunció un plan con el que busca mejorar su imagen

El programa dispone "el aporte voluntario" del 25% de los salarios de los funcionarios, entre otras cosas. En las últimas semanas fue muy cuestionado por la compra de barbijos y el permiso para adultos mayores.

En menos de dos semanas, el Gobierno de la Ciudad se vio envuelto en dos polémicas que le valieron muchos cuestionamientos y más de un dolor de cabeza: la compra de barbijos con sobreprecios y el criticado permiso de circulación para los adultos mayores. Por eso, el jefe de Gobierno porteño, Horació Rodríguez Larreta, anunció este lunes un plan que busca reimpulsar su imagen. 

El programa, dado a conocer esta mañana por su ministro de Hacienda, Martín Mura, incluye entre otras cosas el congelamiento de ingresos a la planta de Gobierno, suspende los aumentos de los empleados públicos y dispone "el aporte voluntario" del 25% de los salarios por tres meses de los funcionarios de mayor jerarquía del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Ciudad.



Además, se buscará junto con la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) el pago adelantado de impuestos para quienes tengan la capacidad de hacerlo, y en distintas bonificaciones y descuentos en el ABL y en patentes, para incentivar el pago voluntario en tiempo y forma.

"Vamos a tener un bache en la recaudación y es por eso que elaboramos medidas especiales", argumentó Mura durante una conferencia de prensa desde la sede de la Jefatura de Gabinete, que explicó que el Gobierno porteño decidió la suspensión de "gastos que no sean indispensables".

Según Mura, el llamado Plan de Emergencia de las Cuentas Públicas de la Ciudad tiene "tres ejes": "gestión de los recursos presupuestarios, para reasignarlos a las áreas críticas"; "gestión del financiamiento, para contar con los recursos necesarios pese a la baja en la recaudación"; y "gestión de los recursos humanos, para cuidar a los empleados".

De acuerdo a las cifras que dio el Ejecutivo porteño, el impacto del parate económico en la recaudación debido al aislamiento social obligatorio decretato por el Gobierno nacional, hace ya un mes, representa una caída estimada en 40.000 millones de pesos. 

Pero, sobre todo, Larreta busca con estas medidas un gesto político, sobre todo luego de toda la polémica que se generó entre el viernes pasado y el comienzo de esta semana en torno al permiso de circulación obligatorio para los adultos mayores de 70 años.

Esa disposición, que finalmente fue declarada inconstitucional por un juez porteño y que ahora solo quedará como un servicio de asistencia para ese sector de la población, generó una ola de cuestionamientos, no solo provenientes de simpatizantes del Frente de Todos, sino también, sobre todo, de seguidores del propio Gobierno porteño.

Eso amenaza con dañar la imagen de Larreta. Y, para ese último sector de la sociedad, opositor al Gobierno nacional y con una mirada hostil hacia la política en general, una rebaja en los sueldos de los funcionarios de la Ciudad puede causar un golpe de efecto positivo para la mirada sobre la administración del PRO.  


Revisión de los contratos y compras

Otro de los problemas que el jefe de Gobierno porteño quiere dejar atrás es el escándalo por la compra de barbijos con sobreprecios y las presuntas irregularidades en la contratación de un hotel para aislar preventivamente a las personas llegadas de otros países.

Esto ya provocó las renuncias de dos funcionarios: Nicolás Montovio, quien estaba a cargo de la Subsecretaría de Administración del Sistema de Salud y sería el responsable de la compra de los tapabocas; y Gonzalo Robredo, quien presidía el Ente de Turismo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y estaría vinculado al alquiler de los establecimientos hoteleros.

Para complementar esas dos salidas y reforzar la reacción, le ordenó a cada uno de sus ministros una exhaustiva revisión y renegociación de los contratos de compra. Pero, además, le otorgó al Ministerio de Hacienda el control y poder de veto de todas las adquisiciones que realice su gestión, a la par de una plataforma de datos de acceso público para poder consultar los bienes y servicios adquiridos.

Diarios Argentinos