Los tuertos poetas

Julián Axat nos trae en esta oportunidad alguno de sus poemas inéditos, escritos durante el año 2020 y 2021.

La cama de la calle Cabrera 


De un lado de la cama Safo

del otro (arriba en la pared)

los acrílicos en destiempo del desarraigo

parte de los cuadros pintados en 2007


¿de un amor que ahora es?

¿restos de un arte que no fue’


En la mesa de luz Nabokov

todos los cuentos completos sin Lolita

& una peluca rubia comprada en New york

& usada solo una vez el día de su llegada


¿para jugar a besar?

¿para que la recuerde así?

*

 

Blend de noches 

 

Era Mariflor 

o Cabernet /dice la saga 

y nos metimos litros /torrentes 

cepa de Lupa al gaznate

 

¡qué mediodía Michel!

¡Pero qué noche Rolland!

 

Era Escorihuela 

o ese gran reserva Verdot/ dice la etiqueta

sanguinolenta virtud 

gran marasmo de roble 

 

¡Era terroir o barrica Concha & Toro! 

¡y Zapata no la empata!

 

¡Era mediodía Catena Cotita!

¡Te regalo otra noche tinta para vos!

 

Respire suspire /¡No vomite!

No degluta (nunca se acaba) Casa Boher

mañana el bejoulais es ritmo /¿será? 

 

Charcos del niebla acuarentenados de amor

beodos tan acuartelados de pasión

¡Otra ronda para otro día de la marmota!

*

Puzzles en Chihuahua

 

¿Todos los cuerpos aborrecen el vacío de la mirada?

¿Todos los cuerpos perciben el acecho de la muerte ajena?


como reflejo de la propia defección

como espacio de un no lenguaje

como casa del no-ser


Medito todo esto en una playa nudista de Uruguay

mientras leo la trilogía de Primo Levi

 

*

INFORME DEL PARA EL INSTITUTO DE SEGURO DE ACCIDENTE DE TRABAJO, CALLE NA PORICÍ DE PRAGA, 1920 Y HALLADO POR CLAUS WAGENBACH EN 1962


Cuando el hombre se acerca a esa máquina

escribe y siente el riesgo de que el dispositivo montado

sea su verdugo y escriba sobre la espalda su nombre

no su nombre

la representación de su nombre

todos los nombres posibles que son falsos o apócrifos


Para calcular el riesgo debe salir a buscar la formula

aquel código secreto que separa

los tiempos entre el cuerpo y la capacidad que tiene el montaje

para llevar a su destrucción masiva como tal


Es una energía que atrae y no es cinética ni eléctrica

(es calculable así en una ecuación de tiempos y costos)

más bien la fuerza de las cosas que absorbe a la existencia

como el insecto que es adherido al pegamento

colocado por cierto espectro subalterno

que se aprovecha de la inutilidad


Al visitar las fábricas del norte de Bohemia

Estoy persuadido que

la tarifa no es lo que el dinero puede sustituir

en un obrero de lo escrito

sino un pedazo de pie o de cabeza arrancado

a un costo elevadísimo para la condena evangélica

y que luego deberá afrontar un sistema siempre in-solidario

con la muerte que no existe

*

LOS POETAS TUERTOS DE CHILE


¿Y si los poetas de Chile hubieran quedado tuertos para siempre?

Fusilados sus ojos en una pared del olvido por

los carabineros que de nuevo trae la muerte

y dejan un Neruda amputado

sin mirada desde el sarcófago

meditando en las vaciadas calotas de todos los poetas de Chile

con antifaz de piratas encendidos

y sus versos arruinados con postas de goma

Un Huidobro embravecido en la barricada con una venda sangrante

Un Teiller encapuchado arrojando pétalos de sangre

Los Parra como cíclopes de los nervios ópticos

desarmando la lógica de la pirámide social injusta

todo tan antipoético

como el fantasma de Bolaño preso en otra comisaría


Y si los poetas de Chile hubieran quedado tuertos?

sus calaveras sostenidas como Hamlets al viento

y todos los ojos apiñados en un plato

por la saña de su presidente Piñera

para comida de las aves negras de la peste de la Historia

*

DECLARO EXPROPIABLE


Comencemos por expropiar el aire

el oxígeno de los expropiadores sistemáticos

de los que pergeñan expropiaciones bajo el signo del terror

bajo el signo del miedo

recuperemos el tiempo y la memoria y las ganas de expropiar en serio

y con mucho estilo y amor ex – pro –pie-mos

por ejemplo expropiemos el tiempo

el tiempo de aquellos a los que le sobra el tiempo

y que expropian todo el día esfuerzo y tiempo ajeno

a cambio de miserias

a cambio de condenas y sufrimientos


Expropiamos así con orgullo

levantando los brazos y haciendo piruetas en el aire

para que los que ahora nos creen malditos expropiadores

vean que somos piadosos y los hacemos con la urgencia de la utilidad pública

y con leyes y besos y con indemnizaciones

(lo hacemos con mucha pasión)


Mejor sería expropiar los bienes de aquellos que ya fueron indemnizados

con favores y prebendas

a costa del pueblo expropiado o de la Historia expropiada

a costa de las mayorías que siempre son expropiadas

a cambio de nada o de su propio hambre


Pero continuemos por expropiar la voz de que aquellos

que impiden y –a su vez- expropian las voces de aquellos que carecen de voz

pues para ellos somos asesinos expropiadores violadores de todo contrato

a ellos jamás se les expropió nada y encima

se les pagó –igual- doble indemnización

y a costa de aquellos a los que se les expropió el papel

la palabra

el grito

las ganas de llorar


Expropiado el papel el grito la palabra y las ganas de llorar

expropiado –ya que estamos también- la necesidad del silencio

expropiar la posibilidad de creer en otro mundo sin esta calaña de expropiadores


Declaremos expropiable toda acumulación originaria de congojas

gestada da por fraude

por evasión de impuestos

por lavado de activos o fuga de capitales


Expropiar la expropiación gestada a costa de todas las minorías

de los vulnerables que nunca expropiarían nada

porque son justos y –por esa injusticia que padecen a diario-

carecen de medios para reflexionar sobre las formas más adecuadas de expropiar


Expropiemos como los Jacobinos los trajes y cabezas del viejo régimen

Las guirnaldas y floreros de las sacristías

Las empresas fantasmas armadas como cajas chinas

y siempre vaciadas antes de que lleguemos a expropiarlas

Hechas solo a medida por expropiadores y presta-nombres


Expropiemos a esos y hagámoslo bien expropiados

por el bienestar de todos y no de unos pocos


Expropiemos como el poeta Walt Whitman

que expropió una tierra para hacer su cabaña

y a partir de allí

expropió los bosques porque daban frutos y gloria


Expropiemos a todos los expropiadores que nunca pagan

Porque lleva el rostro de la muerte expropiadora

y con su guadaña engendran y esparcen las pestes

las pestes que hoy expropian al hombre

*

REQUIEM PARA JULIÁN CARAX


En el cementerio de los libros perdidos

Estará guardado tu nombre


En la lista escondida de los incunables

El Grial de la infancia

La sangre de la letra que es del viento


Adiós Julián Carax

Adiós

A la sombra del tiempo

*

Julián Axat, escritor y abogado

 (Argentina, 1976). Publicó: Peso formidable (2004); Servarios (2005); Medium (2006); ylumynarya (2008); Neo o el equipo forense de sí (2012); Musulmán o Biopoética (2013); Rimbaud en la CGT (2014); Offshore (2017). Cuando las gasolineras sean ruinas románticas (2019). Perros del Cosmos (2020). Las antologías: Si Hamlet duda, le daremos muerte (2010), La Plata Spoon River (2014). Hasta el 2015 dirigió la colección de poesía Los Detectives Salvajes, de la editorial libros de la Talita Dorada. Su poesía ha sido traducida al italiano, francés e inglés. Figura en antologías como Resistencia en la tierra (2014), Giovane poesía latinoamericana (2016); Atlas de poesía Argentina (2017), Antología federal de poesía (2019), entre otras.

 

Diarios Argentinos