Los radicales le piden a Macri medidas para evitar la recesión

Tras conocerse la letra chica del acuerdo entre el Gobierno nacional y el FMI, los aliados de la UCR quieren evitar un ajuste fiscal drástico que dañe las posibilidades de Cambiemos en las elecciones de 2019.

Tras conocerse la letra chica del acuerdo entre el Gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI), emergieron nuevas tensiones al interior de la coalición de Cambiemos. Los aliados radicales quieren evitar un ajuste feroz que lastime la imagen del oficialismo y afecte sus posibilidades en las elecciones presidenciales del año próximo.

“Tenemos la preocupación de enfrentar un proceso recesivo que dejaría al Gobierno y a su imagen muy mal parado. Las decisiones que se tomen en este momento van a influir para 2019”, le confesó al diario Clarín un dirigente radical con llegada directa a los principales funcionarios del Gobierno.

En las filas de la UCR están conformes con su ingreso a la mesa chica de decisiones la Casa Rosada a través de Ernesto Sánz. Sin embargo, en el partido centenario consideran que el programa acordado con el FMI exige un recorte drástico del gasto público que generará un fuerte malestar en la sociedad. En efecto, la meta del Ministerio de Hacienda es bajar el déficit fiscal a, 2,7% en 2018 y a 1,4% en 2019, en pleno año electoral. Si a este plan de ajuste se le suma la reciente corrida cambiaria, el ascenso de la inflación y el retroceso de la actividad económica, el escenario es delicado.

No es la primera vez que afloran divergencias en la coalición de Gobierno respecto al rumbo económico del país. Durante el primer trimestre del año, el gobernador mendocino y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, le plantearon sus críticas a Mauricio Macri por el esquema de aumentos tarifarios fijado por el exministro de Energía Juan José Aranguren.

Como en la discusión por las tarifas de los servicios públicos, en esta ocasión Macri defiende la posición más dura. “Ahora vamos por menos gradualismo”, señaló el líder de Cambiemos el domingo pasado en una entrevista con Jorge Lanata. El mandatario está convencido de que el problema económico pasa por el déficit fiscal y que si se logra bajarlo, se reanudará el ciclo de crecimiento. En el radicalismo, sin embargo, advierten que no hay reelección presidencial posible si la Casa Rosada instrumenta un ajuste fiscal agresivo en el marco de un año electoral.

Diarios Argentinos