Los niños que vayan a donde quieran

La educación formal vs educación no formal.

Pocas cosas preocupan más a los padres que brindar la mejor educación a sus hijos, la educación transcurre a lo largo de la vida. El término educación no formal y su reconocimiento a nivel mundial surge a finales de los 1960, cuando las instituciones educativas consolidadas entran en crisis y son cuestionadas por su reducida capacidad de cambio ante una nueva sociedad esto sigue hasta hoy. La educación informal es aquella que se ofrece de forma casual, ¿sin planificación?, la respuesta para mí es que no lo veo por ejemplo cuando se está en la Guías, Scout, las organizaciones religiosas, etc., en la cotidianidad del día a día y en ámbitos educativos no formales. El aprendizaje formal es intencional desde la perspectiva del alumno esta es la gran diferencia.

La escuela constituye una oportunidad única de acceder en forma intencional y sistemática a los saberes que nuestra sociedad requiere, porque a la misma la abala los principios del derecho que están sancionados en los Derechos Humanos y nuestro artículo 14 de la Constitución Nacional.

El paso por la escuela abre puertas para un futuro mejor, eso no se puede discutir y ese paso es indispensable para sentir el sabor de la libertad para luego arribar la consolidación de la ciudadanía en la sociedad del conocimiento. Es importante tomar conciencia de que la educación no debe limitarse solo a la escolaridad, los estudiantes y todos somos cerebro y corazón.

Al margen de los conocimientos que transmite una institución escolar, existen ciertos valores, habilidades y nociones que se adquieren en otros ámbitos, la casa, los amigos, la interacción diaria, todo se aprende y es necesario que todo se deba enseñar.

Hoy en día en cada uno de nuestros alumnos estas actividades se palpan en una actividad dedicada al “ocio”, como puede ser la práctica de un deporte u otra actividad como baile o arte.

La educación no formal, según la define Jaume Trilla Bernet, refiere a todas aquellas instituciones, ámbitos y actividades de educación que, no siendo escolares, han sido creados expresamente para satisfacer determinados objetivos, pero el objetivo no puede ser un Messi, un Del Potro propio, o una Lali Espósito propia, solo para salvarme económicamente. Los chicos tienen que sentirse libres, no atados a una pelota, por ejemplo. Nuestros hijos son seres individuales, que quieren marcar su rumbo, ellos nos dicen que no soy la copia de alguien; son ellos.

La educación sistematizada o formal como la conocemos muchos es el proceso de educación integral correlacionado que está establecido por ley nacional y que abarca desde la educación en la sala de inicial a los tres años pasando por la escuela primaria hasta la educación secundaria. La educación superior formal no es obligatoria según la ley nacional de educación, pero conlleva una intención deliberada y sistemática de lo que vamos a estudiar.

Nadie enseña a ser padre, todos en algún momento de la vida podemos ser padres pero en ese momento debemos pensar que alguna vez fuimos chicos y que solo queríamos jugar o divertirnos, no tenemos que perder la capacidad de divertirnos y dedicar nuestros tiempo a que este sea libre, jugar es un derecho.

Los niños generalmente practican deportes por diversión sin olvidar esta premisa que es un derecho reconocido por todos y si los padres generamos presión en nuestros hijos es el mejor camino para conducirles a que lo abandonen y se desencanten o dejen de ser niños para siempre.

La cultura occidental cada vez más reduce la etapa de niño y esto es hipotecar el futuro, el niño no tiene que madurar de golpe, esto tiene que ser un proceso natural, no un mandato social, hay una etapa para cada cosa, no se pueden quemar las velas.

Me pregunto ¿Qué se persigue cuando unos padres hacen que sus hijos practiquen algún deporte por obligación? Muchos dicen que hay que relacionarlos socialmente, pero… también es útil para fomentar hábitos saludables proporcionar momentos de esparcimiento y diversión junto a otros compañeros que lo más probable que no sean del colegio, ¿desarrollar habilidades motrices?, o quizás quieran que cumplen nuestro sueño con buscar una mejora del rendimiento, aproximándole a la competición buscando que alcance su máximo nivel y qué pueda llegar a triunfar en el deporte y alcance éxito social y/o económico.

Los niños y adolescentes participan en el deporte y otras actividades no solo por razones relacionadas con el desarrollo de la competencia, lo hacen también por la afirmación de las amistades, la mejora de la forma física y la consecución de la diversión. Somos los padres y sus "sustitutos", los entrenadores, profesores, etc., los que podemos equivocar los objetivos de ellos, porque me pregunto ¿Qué perseguimos con el dejar a nuestros hijos en estos lugares?, y de ahí la primera respuesta el problema de los niños somos los adultos.

Los padres tenemos que tratar de sumar y no restar en todos los sentidos en la educación y enseñanza de nuestros hijos.

La educación no formal debe ser flexible, voluntaria pero también debe ser planificada pero no debe nunca ser una garantía de éxito económico.

La educación formal e informal debe tener un punto de encuentro deben interrelacionarse en beneficio de una formación integral del niño que está creciendo ¿lo buscamos?


Sobre la autora: Prof. de Historia. Revista El Arcón de Clio. Seis Premios UBA. Manuales de CDC de Tinta Fresca-Alfaomega. Personalidad destacada de la Educación del HCD de La Plata. Empoderamiento Femenino y Educativo de Invery Crea España.

Diarios Argentinos