Los mejores fragmentos del libro que compromete a Macri y a su familia

Un día antes de que salga a la venta en las librerías, EPD te brinda un adelanto de los mejores pasajes de "Hermano, la confesión de Mariano Macri", la obra de Santiago O'Donnell que cuenta con el protagonismo estelar del hermano del expresidente.


A menos de 24 horas de que salga a la venta en las librerías, El País Digital te brinda un adelanto de los mejores fragmentos de "Hermano, las confesiones de Mariano Macri", el libro escrito por Santiago O'Donnell que cuenta con el protagonismo estelar del hermano del expresidente y que desnuda las tramas ocultas de poder de los negocios familiares.

La obra del escritor y periodista que ya da que hablar en el escenario político argentino, presenta su núcleo temático en una sección llamada "línea de tiempo", que abarca desde el nacimiento de Mauricio Macri hasta la muerte de su padre Franco, pasando por los conflictos con Sevel y Socma (dos de las empresas familiares más encumbradas), los Panamá Papers y el financiamiento político del líder del PRO. 

A lo largo de las páginas, Mariano, quinto hijo de Franco, contrapone la figura de su padre, a quien califica como un "aventurado emprendedor", con la de su hermano Mauricio, que es descripto en diversas oportunidades como "un manipulador con afán de poder".


A continuación los pasajes más salientes del libro:


Por qué y por qué ahora

"Me llamo Mariano Macri y soy hermano de Mauricio. Quiero hacer una inmersión cronológica en las desavenencias que se fueron sumando hasta dar como resultado la confrontación entre nosotros; los porqués, las circunstancias, los detalles. Mucho de lo que digo es mera opinión mía, pero mucho también surge de datos fríos que abren una veta de posibles teorías y conclusiones. Doy mi punto de vista consciente de que existe información que escapa a mi conocimiento y que podría incriminar a mi padre. Sin embargo, sé que mis revelaciones mostrarán a un personaje político, Mauricio, que está en las antípodas del viejo, un gran emprendedor. Destaco su autenticidad versus ese afán de poder de Mauricio, afán de poder que es su costado destructivo".

"Mauricio tuvo la Estrella del Norte, que fue el ejemplo de mi viejo. Un tipo que, por haber tenido que navegar en aguas turbias, debió forzar las reglas y —pongámoslo en términos crudos — pudo haberse corrompido. Pero nunca lo vi flaquear en una miseria humana, en un acto de egoísmo, de omnipotencia o de arrogancia. Mi hermano es todo lo contrario. ¿Qué le dejó al país? Vendió humo sobre lo que debería ser y no actuó en consecuencia. Nunca un acto de altruismo ni de solidaridad".


Sevel y la denuncia por contrabando 

"Todo lo que había escuchado, y de buena fe, es que fue un montaje de los que importaban autos por todas las fronteras, una operación muy publicitada y defendida públicamente por el periodista Bernardo Neustadt, en la que el viejo se plantaba a favor de la industria nacional, que tenía que tratar de sobrevivir a pesar de que se filtraban tantas ventas de afuera. Por ejemplo, los
Peugeot venían de Chile y eran los mismos modelos que se vendían en la fábrica, con lo cual era como una especie de competencia desleal. No sé si finalmente fue la manera de blindarse de toda esa inundación de mercado para sobrevivir, o si efectivamente fue algo totalmente limpio y bien hecho..."


La relación de Mauricio con Gianfranco

"La relación de Gianfranco con Mauricio siempre fue difícil, pero, como buen hermano menor, se plegaba mucho a las amistades del hermano mayor, tenían mucho rodaje de convivencia. De alguna manera, se lo tenía que bancar y tenía una práctica muy grande en eso. Y esa práctica estaba aceitada. Mauricio era casi como un adalid y él, como un ladero. Tenía un genio difícil, pero eso no impidió que Mauricio siempre lo tuviese metido en su círculo de amistades. Es algo que viene
desde chicos. Una relación simbiótica. Cuando Mauricio se hartaba, lo recontraputeaba y el otro agachaba la cabeza. Pero después, si había mucho interés en juego, Gianfranco ya sabía que era su abastecedor, quien le posibilitaba tener todo lo que tenía. En algún punto había sido su padre y después pasó a ser su hermano".

Juego

"Mauricio era un apostador compulsivo. Apostaba en un partido de paddle, de tenis, de golf. Llegaban a un punto de sofisticación que apostaban por pelota, por un tiro. Y jugaban mucho a las cartas. Después, durante una época
larga, yo también me puse a jugar, a la podrida. Me acuerdo que se jugaba al póker y las apuestas eran por guita. Había épocas en las que también apostaban favores. Nuestra familia se caracteriza claramente, patentemente, por una falta total de comunicación. Yo fui por mucho tiempo el gran factor de unión. Pero, en cierto modo, también estuve muy alejado".

Mafia

"Mauricio fue el que lo instaló. “Mi viejo pertenecía a esa mafia”, le dijo, o algo así, por el tema del Correo a Luis Majul, que ni siquiera se lo había preguntado. Es cierto, el viejo decía: “Yo voy a ser siempre el mafioso, pero ustedes van a ir a los mejores
colegios y clubes y no van a tener que cargar con eso”. Pero yo lo tomé siempre como si estuviera hablando desde la percepción de los demás, no como algo cierto".

Panamá Papers

"A lo largo de los últimos años aprendí, escuché y entendí cómo hacen muchas fortunas para evadir los impuestos, pero no llegué a tener plata como para beneficiarme de ningún mecanismo por el estilo ni para buscarlo. Durante muchos años quise entender si el grupo se había manejado en negro, quise que se me explicase, y nunca terminaron de explicarme nada ni de mostrarme ningún asiento. El hecho de que no hubiese una mesa de diálogo ni discusiones abiertas, fuertes, sanas fue parte de la gran rivalidad que tuve con Mauricio. Fui muy ingenuo y tomé las cosas muy como venían. Empecé a aprender a los golpes
cuando viví solo en Brasil. Antes estaba muy resguardado, dentro de muchas estructuras".

Nicky

"Mauricio ha hecho muchos negocios en forma oculta, sin aparecer abiertamente en el directorio, en la posición de accionista. Está, por ejemplo, en Mirgor —una empresa de aires acondicionados para autos, que creció de manera desaforada gracias al marketshare [porción del mercado] que tenía Sevel—, en la que metió a los Caputo. Mauricio era el dueño del negocio,
pero no figuraba.
Él debe haberse avivado cuando vio que otros managers de Sevel hacían sus negocios. Habrá dicho: “¿Por qué no voy a hacerlos yo?”. Mi viejo sabía y lo permitía en los otros, porque entendía que eran personas clave en la conducción".

"No hay dudas de que entre Nicky y Mauricio existe una cofradía. A lo largo de los años, Nicky pasó a ser un testaferro muy fuerte de Mauricio y, a su vez, se habrá independizado mucho. Habrán encontrado un entendimiento entre alguien que devino muy poderoso económicamente, como Nicky, y alguien que también devino muy poderoso, pero políticamente, como Mauricio".

Sevel

"El viejo estaba convencido de que Mauricio también estaba metido en otra cosa con Sevel en el momento del infarto. Para eso, el tío se tomó un avión a Italia junto con Ricardo Zinn y le hicieron un planteo a Fiat anunciando que ellos estaban tomando el control del management. Después el viejo fue y deshizo todo. Me lo dijo de un millón de maneras, pero nunca en forma
directa. Sobre todo en 2011, cuando volví a colaborar con él y me acerqué más a él, el viejo, habiendo sufrido ya muchas gastadas de Mauricio, me empezó a poner más fichas, a completar el rompecabezas".

Ángelo y Iecsa

"Esto es en el 2007. Ángelo le ofrece a papá quedarse con la empresa y pagarla en el tiempo. Eran pagos no tan importantes, no se vendió por una gran cantidad de guita [según la CNV, 61 millones de dólares, 15 al contado y el resto en cuotas]. Además, se habrá llevado deudas. De hecho, también algunos activos, que habrán estado en la mesa de negociación. Y se quedó con alguna minera. Pero si algo yo escuchaba decir al viejo es que estaba preocupado por cómo
Ángelo manejaba la relación con los Kirchner. Ahí Mauricio debe haber quedado como socio importante. ¿Cómo habrá hecho? De la misma manera que con todo lo demás. El viejo se daba cuenta de todo. El viejo leía abajo del agua. Cuando se enojaba por algo con él, más de una vez lo escuché decirle a Ángelo: “Andá a hablar con tu jefe”. Y a Ángelo le quedaba clarísimo que se refería a Mauricio y no le contestaba nada".

Escuchas

"El que usaba el juguete era Mauricio, queda claro por los quilombos que surgieron después. Para mi viejo, la única puerta de entrada a ese mundo esotérico del espionaje arrancó en el secuestro de Mauricio, pero ahí quedó. Jamás se le cruzó ni remotamente la más mínima sospecha de que pudiesen hacer uso del espionaje. Eso sí, él decía que los competidores lo
hacían. De hecho, hubo un episodio con Aguas Argentinas en el que Soldati lo mandó a escuchar y después corrigió un precio centavos más bajo que la oferta de Sideco y se quedó con la privatización. Pero el viejo nunca usó eso como justificación para hacer lo mismo.
Mauricio siempre quiso demostrar que la tenía más larga. De un hermano presidente yo hubiera esperado que suprimiera los servicios de inteligencia, que solo causan daño, que no tienen nada bueno que aportarle a la sociedad. Y que empezara un camino institucional transparente. Y bueno, no. Él quiso doblegar, y habrá operado en la justicia, más eficazmente o
más torpemente. La justicia misma se le puso al servicio".

Parques eólicos

"Como presidente, Mauricio siguió haciendo negocios y dejó huellas por todos lados. En el tema de las empresas de energía alternativa, tuve información por parte de Esteban Nofal, un amigote que se vinculó con ellos a partir de la representación de mi hermana y también porque me llevaba cosas a mí. Entabló una relación que él valora con Mauricio y el grupo. Incluso hizo
una intermediación en la compraventa de uno de los parques eólicos del grupo y se supone que ganó una comisión jugosa".

Autopistas del Sol

"Así como encontraron distintas empresas para el tema de las energías alternativas, encontraron esta sociedad [Natal Inversiones], que medió en el de Autopistas del Sol. Se ve claramente en las denuncias que hay en la justicia. Por más que hayan sido alentadas por la oposición, tal vezmuchos kirchneristas tienen sus argumentos".

Financiamiento político

"Según Mariano Macri, la transformación de Socma en una empresa opaca, manejada por una línea gerencial que no rinde cuentas a sus accionistas, es el resultado de la estrategia de su hermano de poner el holding al servicio de su carrera política y sus necesidades de financiamiento".

"De a poco, me fui dando cuenta de que querían hacernos desaparecer de la empresa para poder usarla en todos los negocios habidos y por haber. Y que no tenían ninguna intención de distribuir ni un dólar. Si no, hubiesen arrojado luz al camino del dinero, y fue lo último quisieron hacer. Me iban a fumar en pipa".

El fraude

"Aunque Mauricio dirigía el grupo, la propuesta del vaciamiento siempre la traía el management. En cierto momento Mauricio, que ya era jefe de gobierno, me fue a apretar a las oficinas del viejo: “Ya tuviste tus asesores. No hay más tiempo. Basta de dar vueltas; tenés que firmar, no hay otra opción”. Y a mí no me cerraba, no me sentía nada cómodo. En diciembre de
2012 me dio esa advertencia y en enero publicaron edictos en el boletín oficial llamando aasamblea. La asamblea se realizó a fines de enero y se puso como tema la votación de esta venta, de esta dación en pago de acciones a ese banco. Era el inicio del proceso por el cual nosotros desapareceríamos".

Diarios Argentinos