Lo que no dijo @mauriciomacri en el Congreso

Redes en la mira. Seguimos el discurso del Presidente durante la apertura de la Asamblea Legislativa a través de su cuenta oficial en Twitter; analizamos lo dicho pero también lo omitido.

Durante la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación la cuenta oficial de Mauricio Macri en Twitter compartió el discurso del Presidente.

Antes de comenzar, alrededor de las once horas la cuenta @mauriciomacri publicó una foto del primer mandatario con una expresión seria, donde se lo pudo ver sentado sólo en un helicóptero con una carpeta en su falda, dirigiéndose a la inauguración de la Asamblea Legislativa.



Un rasgo característico de Twitter es que podemos conocer algo de lo que esta sucediendo casi al mismo momento en que acontece. Desde la cuenta oficial del Presidente no privilegiaron este aspecto así como tampoco la espontaneidad de Mauricio Macri, que con pocas pero destacadas frases se salió del discurso que llevaba por escrito.

El primero de los dichos del Presidente por fuera del guión estuvo vinculado a solicitar a la prensa que dejara de fotografiarlo. Una vez iniciado su discurso, los reporteros gráficos no dejaban de disparar sus cámaras desde muy cerca, por lo que Macri, molesto, pidió que la cortaran un poquito y dijo, con cierto humor, que no tenía ninguna carie, que estaba todo bien. Fue una salida decorosa del fastidio producido por el acoso mediático en un momento de entendible presión para el primer mandatario.

Luego de los saludos formales, Macri abrió su discurso con una frase que volvería a repetir en el cierre “Argentina se está poniendo de pie”. Luego se diferenció, sin nombrarlo, del kirchnerismo y de su líder Cristina Fernández de Kirchner, al referir que “No asumimos la presidencia para que nos hagan monumentos” así como “No creemos en los liderazgos mesiánicos” en una clara alusión a la ex Presidenta. También agregó que necesitamos “menos exaltación y menos símbolos. Menos relato y más verdad” aunque, por supuesto, su discurso estaba trazando un relato propio en ese mismo momento.

 En este sentido, se diferenció del Gobierno anterior con varias declaraciones en las que denunció que lo antecedieron “años de simulación”.



En materia de Educación, el Presidente anunció “estamos decididos a llevar adelante una Revolución Educativa en todo el país” pero fue silbado cuando se refirió al tema y al parecer, en respuesta a una intervención de la oposición declaró “No creo que Baradel necesite a nadie que lo cuide”.

Estos dichos fueron omitidos en su cuenta de Twitter pero representan un fuerte posicionamiento del Presidente en relación a las reiteradas intimidaciones anónimas recibidas por el dirigente sindical docente Roberto Baradel, en el medio de una fuerte disputa gremial con el Gobierno, en especial en la Provincia de Buenos Aires. Así, lejos de solidarizarse con el referente de SUTEBA y su familia por las amenazas de muerte recibidas, Mauricio Macri redobló el tono del conflicto con los maestros, que reclaman paritarias nacionales para un aumento salarial acorde a la inflación y mejoras en la infraestructura escolar.

Durante varios de los pasajes del discurso, el Presidente expuso cifras que hacían referencia al estado del país antes de su asunción. Fue allí cuando no dudó en calificar al Gobierno anterior de ejercer un “populismo irresponsable” y de ser responsable de “corrupción y despilfarro”. Estas frases, como tampoco las referidas a la necesidad de transparencia y de dejar de lado el cinismo, no fueron incluidas por su equipo de comunicación en la red social, cuidando el registro escrito del primer mandatario, suavizando así un tono originalmente más confrontativo.

A lo largo de su discurso, no expuso demasiadas cifras ni informes de gestión específicos pero sí incluyó algunos datos negativos sobre la situación social del país antes de su Gobierno y en la actualidad. La cuenta @mauriciomacri sintetizó la información cuantitativa en algunos pocos tweets y no arrobó a los ministerios involucrados en las gestiones nombradas, centralizando y unificando la comunicación en la figura presidencial.

En su extenso informe Macri también repasó algunas políticas públicas vinculadas a temas como transporte, seguridad, justicia, obra pública y política internacional e incluso anunció medidas para clarificar “las suspicacias” presentadas ante el acuerdo del Gobierno con el Correo Argentino. Estas últimas declaraciones tampoco fueron recuperadas en su cuenta.

Para finalizar la serie de publicaciones en Twitter sobre la apertura de la Asamblea Legislativa, la cuenta oficial del Presidente publicó una fotografía acompañada de la frase “La Argentina se está poniendo de pie” aunque curiosamente la imagen muestra al Presidente, la Vicepresidenta y a las autoridades del Congreso sentados.



La llamativa contradicción de la imagen con el enunciado de este último tweet tal vez se trata de un recurso estético necesario para no mostrar los numerosos carteles que portaron los legisladores opositores, con lemas contra los despidos, el ajuste en ciencia y técnica, por la libertad de Milagro Sala, recordando la baja de las jubilaciones, el endeudamiento y señalando la crisis de las economías regionales.



Diarios Argentinos