Literatura desde casa: Desvelo

En esta sección te invitamos a publicar tus cuentos, relatos, cartas y poesías. En esta ocasión, presentamos el relato de Marcela Amalia, "Desvelo".

Desvelo

Marcela Amalia


Su voz viajaba por el conducto auditivo haciendo destrozos e inundando miel.

La risa sonrojaba esas notas desviadas, agudas y sentidas.

Buscando el significado de cada palabra, la tormenta despejaba el pudor, la canción se hacía parte del relato, discurso plagado de incertidumbres que socavaban el divague.


Los virus autorizaron el atrevimiento de no exigirle calma.


Sus palabras brotaron en un despliegue descomunal de uvas fermentadas que hacían sinapsis, sinapsis morada.

Tanino inyectado en pluma, enter con gusto a Malbec.

Las palabras habían llegado desde una reminiscencia desconocida para el lector, pero bien masticadas en su memoria.

Las horas pasaban y el fragor se hacía más delicioso, se encendía en la oscuridad.

Rogaba que los puntos suspensivos aclararan sus nublados.

Sus ojos quisieron aplastar una figura, borrar sus líneas y sus páginas.

Pero aun así, en la noche que culminaba con desvelo, el frío se hacía presente y los dibujos que ella imaginaba no tenían colores verdes o naranjas.

La copa que no era copa se vaciaba, sus párpados pesaban y el verde de su mirada se escondía para pintar sueños cálidos.

La música ya no sonaba.


Ella, con sus gatos de colores, transitaba una noche más de versos combativos.



 

 

Diarios Argentinos