Literatura desde casa: De pueblos ofendidos

En esta sección te invitamos a publicar tus relatos, cuentos, cartas, poesías. Hoy presentamos el cuento de Roxana Aguilar Rebollo, "De pueblos ofendidos".

De pueblos ofendidos

Roxana Aguilar Rebollo


Mientras observaba de fondo las profundidades marinas con aquella temprana neblina, de aquel mar velozmente espumoso, el embajador egipcio fue a sentarse junto a el príncipe fenicio y preguntó:

 -¿Qué tristeza se ha apoderado de sus entrañas? Mo lo mantenga oculto en su ánimo.

 El príncipe fenicio, exhalando un profundo suspiro le dijo:

-Ya lo sabes, ¿para qué te lo he de contar, si lo sabes todo? La sabiduría ha salido de Egipto para llegar al país donde yo vivo, nuestro conocimiento no es genuino, no es primigenio y por tanto no es elevado, simplemente es la copia de una cultura vetusta que es la tuya.

Sus ojos reflejaron la amargura de los pueblos ofendidos por no ser los primeros, el embajador cayó en cuenta al verlo en ese estado mediando entre la melancolía y la cólera.

Es patente la huella egipcia en la sabiduría bíblica, y esa estrecha prudencia de las máximas egipcias denotan también al querido Hesíodo en su sabiduría ecléctica… Por ello, esa filosofía vulgar de los primeros griegos no pueden negar su directa influencia egipcia aunque existan notables convergencias.  Desde Orfeo a Platón recurrieron a sacerdotes egipcios en casi todos los dominios del conocimiento.  Tratar de ocultar toda esta sabiduría en un empaque religioso es sin duda una práctica de violencia simbólica.



Diarios Argentinos