Los aumentos de tarifas tensionan la interna de Cambiemos

Elisa Carrió y los radicales le hicieron saber su malestar a la Casa Rosada por el esquema de aumentos en las boletas de servicios públicos. Se acordó una propuesta que modera el impacto de las subas.

Los aumentos en las tarifas de los servicios públicos abrieron un nuevo frente de tormenta en Cambiemos. Ante la posibilidad de erosionar el apoyo de su base electoral, Elisa Carrió y los radicales le hicieron saber su malestar a la Casa Rosada. Para evitar una crisis interna, los integrantes de la coalición consensuaron un esquema más moderado de incrementos tarifarios.

El Gobierno recibió ayer una primera alerta cuando las distintas fuerzas opositoras casi reúnen el quórum en Diputados para revisar los aumentos a las tarifas de luz y gas. El oficialismo debió acudir al diputado Alfredo Olmedo para hacer caer una sesión que lo hubiese dañado. Fue entonces Lilita Carrió la que pidió, vía Twitter, “una instancia de negociación” para reconsiderar el plan trazado por el ministro de Energía Juan José Aranguren.


Por su parte, el gobernador mendocino y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, le envió ayer al presidente Mauricio Macri una propuesta para moderar el impacto de los aumentos previstos en la tarifa de gas. El proyecto cuenta con el respaldo de la bancada legislativa de su partido. Desde que asumió la dirección del radicalismo en reemplazo de José Corral, Cornejo demandó mayor protagonismo en la toma de decisiones y criticó en público a Aranguren por el tarifazo.

El influyente coordinador de Gabinete, Mario Quintana, les pegó ayer a sus aliados de gobierno. “Nuestros socios políticos sabían la política tarifaria”, señaló. Los radicales y la Coalición Cívica se estarían desmarcando para evitar los costos políticos. Sus dichos no contribuyeron a calmar los ánimos.

La Casa Rosada reunió hoy a todas las partes para sellar la paz. A primera hora hubo una reunión entre el presidente con Cornejo para limar asperezas. También participaron del encuentro Aranguren, Marcos Peña y el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui.

En un segundo cónclave, Marcos Peña citó a las espadas parlamentarias del Pro, la UCR y la Coalición Cívica (CC). Participaron el presidente del Senado, Federico Pinedo, y el de Diputados, Emilio Monzó; el jefe de la bancada Pro en la Cámara Baja, Nicolás Massot; el jefe del bloque radical de Diputados, Mario Negri, y Juan Manuel López, por la CC.

En la cita se acordó una salida negociada a la incipiente crisis que se había comenzado a gestar. Se resolvió avanzar en un aplanamiento de las tarifas para los períodos de mayor consumo y en la posibilidad de pagar en cuotas las boletas. "Acá hay realismo, ni populismo ni demagogia", apuntó Negri. Habrá que ver si la cuestión tarifaria se traduce en un mayor malhumor social. Por el momento, el Gobierno nacional se encargó de que el tema no deteriore el respaldo de sus socios de coalición.

Diarios Argentinos