Las definiciones de CFK sobre Nisman y la AMIA

La expresidenta y candidata a senadora por Unidad Ciudadana desestimó las versiones sobre un presunto encubrimiento por parte de su Gobierno de sobre la muerte del fiscal y defendió su gestión en la causa AMIA.

La expresidenta y candidata a senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, desestimó hoy las versiones sobre un presunto encubrimiento por parte de su Gobierno sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, por considerarlas "un disparate".

En declaraciones a Infobae, la líder opositora afirmó: "Es un disparate quienes dicen encubrimos la muerte de Nisman. Es una acusación sin fundamento que no la creen ni quienes la formulan". Y  aseguró que "hubo una utilización" del caso para plantear "sospechas sobre el Gobierno y mi persona".

Además, desmintió que haya pedido un "informe especial" a "cualquier organismo de inteligencia", actitud que "se podría ver como un entorpecimiento" y aseguró: "Puse todo a disposición de la justicia". 

A su vez, la exmandataria remarcó que el asistente del fallecido fiscal, Diego Lagomarsino, "era un furibundo opositor a su Gobierno" y consideró que esas "son circunstancias que tienen que ser merituadas". 

Al ser consultada sobre el memorándum de entendimiento con Irán en el marco de la causa AMIA, Fernández de Kirchner sostuvo: "Era el único instrumento para lograr que declararan los acusados y destrabar para conocer la verdad".

En esa misma línea, subrayó: "Los únicos que dijimos que Irán tenía que dar explicaciones fuimos Néstor Kirchner y yo", y agregó: "Además fuimos los que creamos una unidad fiscal especial y desclasificamos los archivos".



Diarios Argentinos