Las contradicciones del señor Macri

OPINIÓN. Si bien nunca se destacó en la esgrima de la palabra (¿sí en el de la gestión?), el mar de contradicciones que ofrecen sus recientes declaraciones hacen valorar aún más el trabajo del ecuatoriano Jaime Durán Barba. Su ausencia se nota, a juzgar por el discurso errático y poco empático que mostró Macri en su último raid mediático.

El expresidente Mauricio Macri volvió al ruedo de la política argentina, a su modo, dando una sucesión de entrevistas a periodistas amigos, luego de un prolongado descanso en la República de Macron. 

Si bien nunca se destacó en la esgrima de la palabra (¿sí en el de la gestión?), el mar de contradicciones que ofrecen sus recientes declaraciones hacen valorar aún más el trabajo del ecuatoriano Jaime Durán Barba. Su ausencia se nota, a juzgar por el discurso errático, contradictorio y poco empático que mostró Macri en su último raid mediático.     

Lo que Macri entiende por autocrítica

Yo no se si se acuerda, mi querido lector, pero entre 2015 y 2019, quien osara mencionar al kirchnerismo sin adicionar enseguida la exigencia de una profunda autocrítica estaba condenado al ostracismo intelectual. El bien pensante, con su cuenta de twitter como espada, destinó muchos miles de caracteres a ponderar lo virtuoso que resultaba hablar de los defectos de la etapa kirchnerista. Más inteligente aún era quien reivindicaba a Néstor y veía en Cristina y en la Cámpora -que Néstor creó, ay!- el descenso indeclinable al infierno que, hay que decirlo, requería necesariamente, AUTOCRÍTICA. Como para contextualizar, mi querido lector: se le exigía autocrítica al kirchnerismo, luego de 12 años en el poder, luego de que CFK reeligiera y no le quedara otro mandato para cumplir, luego de perder en un balotaje por un punto, luego de la decisiva operación de Clarín contra la supuesta morsa Aníbal Fernández. OK, como dicen los chicos. CFK hizo una autocrítica que nadie vio venir: lo puso a Alberto Fernández como presidente. FIN.    

¿Y Macri? ¿Cuál es la autocrítica del primer presidente argentino que busca reelegir y fracasa en el intento? ¿Qué hizo mal el mandatario que concentró el poder (el verdadero, el económico, el mediático, el judicial) como pocas veces en nuestra historia y sin embargo se tuvo que ir a la casa tras cuatro años tan erráticos como desafortunados para millones de argentinos?

El razonamiento de Macri, casi literal, es el siguiente. La economía venía bien hasta que la gente decidió votar el 11 de agosto, en las PASO, al kirchnerismo. Nosotros le advertimos que no había que volver al pasado, pero la gente quiso volver igual y ahí están las consecuencias. Desde el 11 de agosto todo empeoró porque los mercados dejaron de tener expectativas en la marcha de la economía.

Para que no dude, mi querido lector, de la veracidad de este insólito argumento, le regalamos al final de esta nota el diálogo textual entre Macri y el asombrado periodista amigo que no puede creer lo que el exmandatario le dice y se ve obligado a desempolvar su viejo traje de periodista neutral y repreguntar y repreguntar.  

Pero antes, déjeme preguntar a mi. ¿Cada presidente puede decidir cuándo terminó su mandato? ¿Alfonsín podría decir el que suyo terminó en 1985 y que fue tremendamente exitoso? ¿Menem podría decir que su presidencia terminó en 1994 y que es el mejor presidente de la historia? Pero además, ¿Macri dice que hasta las PASO las cosas venían bien? ¿En 2016, con el presidente, no tuvimos una inflación de más de 40 puntos por la pesada herencia? ¿En 2018 no fuimos al Fondo, luego de una brutal devaluación y corrida cambiaria? Perdón que siga interrogando, mi querido lector, pero, ¿Por qué perdió Macri las PASO entonces? Una pregunta que el establishment seguro le hará como reproche hasta la eternidad: ¿Por qué volvió el kirchnrismo? ¿Y la autocrítica?


Un diálogo insólito 

Mientras medita estas preguntas, mi querido lector, deléitese con este fragmento de la entrevista:


Periodista: Con respecto a la economía, el lunes pareció intentar algún tipo de autocrítica cuando dijo que uno de los problemas había sido ocultar el diagnóstico de lo que habían recibido. ¿Usted cree que la economía que dejó es mejor que la recibió o es peor?

Macri: La economía que dejamos es mejor que la que recibimos. De eso no hay dudas, si mirás números. 11 de agosto, vos mirá el 11 de agosto...

Periodista: Pero su gobierno terminó el 10 de diciembre...

Macri: Pero nuestro gobierno, económicamente, terminó el 11 de agosto.

Periodista: Eso es una noticia, ¿cuándo dijeron eso?

Macri: Eso lo decidió el mercado. El 12 de agosto dijeron “vuelve el kirchnerismo” y asistimos a una destrucción del dólar, de la Bolsa, saltó el riesgo país...

Periodista: Pero el resultado electoral del 11 de agosto lo decidió la sociedad, no los mercados...

Macri: Por supuesto y con todo su derecho, porque la expectativa nuestra no fue satisfecha.

Periodista: Pero usted cree que su gobierno terminó el 12 de agosto

Macri: El económico, claro.

Periodista: ¿Y el político?

Macri: El 10 de diciembre.

Periodista: ¿Cuál es la diferencia?

Macri: Que la economía se maneja con las expectativas. La gente votó por lo que nosotros le dimos o no le dimos el 11 de agosto. El 12 de agosto el mercado tomó una decisión: si se quedaba en la Argentina gobernada por el kirchnerismo o si se iba. Por eso cayó la Bolsa (se llevaron la inversión), aumentó el riesgo país y el dólar subió.

Periodista: ¿No puede hacer una evaluación de la economía hasta antes del 11 de agosto?

Macri: Vamos, claro que sí. Nosotros generamos una expectativa en base a no haber hecho centro en una Argentina quebrada. No tenía reservas, energía, deudas de todo tipo. Deudas de los jubilados, de los que nos anotició la Corte que había que pagarles a las provincias. Eso fue un déficit de más de seis puntos. Y sin financiamiento que había que recuperar. Y arrancamos habiendo hecho un breve diagnóstico. Apostamos a que la buena esperanza de este cambio nos iba a permitir ir creciendo.

Periodista: ¿O sea que se autoengañaron y engañaron a la opinión pública?

Macri: ¿Por qué ponen palabras que yo no digo?

Periodista: Usted llegó con una pobreza del 30% y se fue con una pobreza del 35,4%. La pobreza subió.

Macri: 32,3% medimos nosotros sin tener en cuenta el cepo y el atraso de las tarifas. Con eso incluido daba unos puntos menos.

Diarios Argentinos