Las claves para entender las causas de espionaje del macrismo

Las víctimas serían propios y opositores, y no solo políticos sino también empresarios, sindicalistas, periodistas, jueces, académicos, presos. Un repaso por las causas que desvelan al expresidente Macri.

En medio de la pandemia de la COVID-19 la agenda mediática está eclipsada por las noticias acerca de la cuarentena, pero la Justicia cambió - al menos en parte - el foco de atención con el avance de las causas por presunto espionaje ilegal llevadas a cabo durante la gestión del presidente Mauricio Macri. Las víctimas serían propios y opositores, y no solo políticos sino también empresarios, sindicalistas, periodistas, jueces, académicos, y hasta presos.


Una telaraña de causas:

Durante 2020 se iniciaron 4 causas de espionaje ilegal.

Dos fueron impulsadas a partir de la denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, y están radicadas en los Tribunales de Comodoro Py. Ambas quedaron a cargo del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi y los acusados son el expresidente Mauricio Macri, y los extitulares de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Una se inició a partir del hallazgo en la Agencia de un disco rígido que contenía información de presuntas tareas de espionaje sobre correos electrónicos de políticos y periodistas. La otra denuncia apunta a las supuestas operaciones de inteligencia efectuadas en el marco de la acreditación a la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2017 y a la Cumbre del G-20 en 2018. Se habrían confeccionado más de 400 fichas con información pública y privada de periodistas, académicos y dirigentes sociales.

A su vez, tramitan otras dos causas en el Juzgado Federal de Lomas de Zamora. Una de ellas está a cargo del juez federal Juan Pablo Auge – también iniciada a partir de una denuncia de Caamaño - e investiga una supuesta operación de espionaje contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Por esta causa hay un detenido: el exjefe de Operaciones Especiales de la AFI, Alan Ruiz.

El episodio que generó la denuncia fue conocido. Desde el Instituto Patria denunciaron en 2018 que había un auto estacionado de manera reiterada en las inmediaciones. En una oportunidad un policía se acercó a pedir documentación y se encontró con tres espías y un auto que pertenecía a la AFI. Durante la gestión anterior se desestimó la denuncia. Se trataría de un operativo de seguimiento de 24 horas a la exmandataria. La última novedad es que se incorporó la declaración de un agente de la AFI como testigo de identidad reservada, que también señala a Ruiz a la cabeza de la operación.

La otra causa a la que algunos llaman “la causa grande” está a cargo del juez federal Federico Villena y está radicada también en el Juzgado federal de Lomas de Zamora. Hasta el momento es la investigación que generó mayor repercusión por la presentación como querellantes de propios y opositores, pasaron por el tribunal tanto la expresidenta como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Además, en el marco de este caso se realizó un allanamiento en la vivienda del exsecretario del expresidente Mauricio Macri.

“La causa grande”:

Se investiga un entramado de presunto espionaje ilegal contra dirigentes políticos de la oposición, del oficialismo, empresarios, sindicalistas, jueces, periodistas, y además dirigida contra detenidos ligados al kirchnerismo.

Esta causa se inició en el marco de una investigación por narcotráfico. El imputado Sergio Rodríguez, alias “Verdura”, en calidad de arrepentido declaró que un abogado de la AFI, a quien identificó como Facundo Melo, le ofreció entregar un paquete/bomba en un domicilio porteño a cambio de darle "cobertura" para sus actividades.

A partir de este testimonio el juez Villena promovió una nueva causa en la que entre los imputados están los exagentes de la AFI Facundo Melo, Leandro Araque y Jorge Saez, quienes declararon que reportaban al director de Operaciones Especiales, Alan Ruiz, actualmente detenido.

¿Cuál sería el nexo con el exmandatario Macri? La querella de Fernández de Kirchner aportó pruebas que acreditarían las reuniones que la exdirectora de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, que habría mantenido con los exagentes Melo, Araque y Saez en Casa Rosada. La exfuncionaria sería la encargada de hacer llegar los informes de espionaje al presidente a través del ex secretario privado administrativo de la Coordinación General de Asuntos Presidenciales, Darío Nieto.

Los querellantes:

Esta causa llevó a presentarse como querellantes a representantes de todo el arco político entre ellos: Horacio Rodríguez Larreta, la exgobernadora María Eugenia Vidal, el expresidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, el exdiputado nacional Nicolás Massot, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; y el exdiputado Nicolás Massot.

Además de la vicepresidenta también solicitaron la condición de querellantes el exintendente de La Plata, Pablo Bruera, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y los dirigentes gremiales Hugo y Pablo Moyano.

A estas cuatro causas se suman dos más iniciadas en 2018 y 2019. La primera surge de la denuncia del exagente de la AFI y exfuncionario de Ministerio de Seguridad José Luis Vila, a quien le colocaron un falso artefacto explosivo en la puerta de su casa. Hecho al que refiere Sergio “Verdura” Rodríguez en el testimonio que da origen a la "causa grande". La restante fue impulsada en 2019 por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral ante la sospecha de operaciones de espionaje sobre entradas y salidas del país de políticos y jueces.



Diarios Argentinos móvil