Larreta continúa con la venta de terrenos en la Ciudad

Durante la última sesión del año la Legislatura aprobó la venta de los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco y de 60 inmuebles de la Ciudad. Gabriel Solano cuestionó el apuro y destacó: "Esta sesión parece un pijama party de venta de tierras".


Durante la última sesión del año, la Legislatura aprobó con 42 votos positivos la venta de los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco y 60 inmuebles de la Ciudad, con un debate de pocos minutos y a altas horas de la noche.



La iniciativa, que lleva la firma del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; del jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y del ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura; detalla que los predios están bajo concesión otorgada por la Administración General de Puertos Sociedad durante la década del 80, no obstante la explotación del privado finalizará el 30 de abril del año próximo. 

En esa fecha el gobierno porteño llamará a un concurso público "para el desarrollo urbanístico" del lugar que tendrá el 65% de la superficie destinada al uso y utilidad pública, "debiéndose afectar especial y preferentemente dicha superficie a la generación de espacios verdes parquizados". Mientras que el restante 35% será para residencias que no podrán superar los cuatro pisos de altura debido a la ubicación cercana al aeroparque Jorge Newbery.

Por último, la norma sostiene que "el producido de la disposición tendrá como destino el financiamiento de obras de infraestructura de salud y educación, transporte y servicios, equipamiento social, espacios públicos, soluciones hidráulicas, vivienda social, promoción del alquiler social y reurbanización de barrios vulnerables".

Durante el debate, Paula Villalba explicó que son proyectos del Poder Ejecutivo y que la venta servirá para "llevar adelante una política de austeridad respecto al patrimonio inmobiliario de la Ciudad, a fin de evitar erogaciones innecesarias y en pos de generar fuentes de financiamiento que no comprometan el presupuesto corriente ni aumentar la carga impositiva de los contribuyentes".

Mientras que el diputado del FIT Gabriel Solano cuestionó el apuro por sancionar el proyecto y opinó que "esta sesión parece un pijama party de venta de tierras, porque nos están tomando el pelo". 

"La sesión de ayer fue bochornosa: entrada la noche y luego de más de 10 horas de sesión presentaron proyectos sobre tablas para entregarle tierra pública a los especuladores inmobiliarios. Decenas de hectáreas y casi un centenar de propiedades fueron rematadas", agregó en Twitter.



Carlos Tomada, de Unidad Ciudadana, denunció: "Hoy se le faltó el respeto a la Legislatura y a todos los porteños. Se trataron remates de tierras, parches de leyes y normas hechas de apuro. Las urgencias del oficialismo para aprobar leyes antes de perder la mayoría automática lo llevan a hacer estas maniobras".


Diarios Argentinos