La ultraderecha gana espacio en el gobierno de Italia

El líder de la Liga, Matteo Salvini, se afirma como el hombre fuerte del Ejecutivo. Cada día anuncia nuevas medidas contra los inmigrantes. El domingo prohibió el ingreso de un barco con refugiados.

El nuevo gobierno italiano consolida su perfil xenófobo a medida que Matteo Salvini, vicepresidente y ministro del Interior, gana cuotas de poder y potencia su popularidad. Este domingo, el líder de la fuerza ultranacionalista Liga cerró los puertos para impedir que un barco con 629 refugiados ingresase a Italia. Ese mismo día, su partido obtuvo un buen desempeño en las elecciones municipales y le arrebató el liderazgo a su socio de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5E).

“Hemos establecido una frontera con Bruselas”, apuntó Salvini, desafiante, al confirmar que la embarcación no sería acogida por su país. Para evitar una crisis humanitaria, fue el presidente español Pedro Sánchez el que autorizó que la nave encallara en sus puertos. El episodio confirma el giro anti-inmigrantes que adquirió Italia con la asunción del nuevo gobierno.

Hace dos semanas, la Liga y el M5E alcanzaron un acuerdo para formar gobierno. En las elecciones, la fuerza de Salvini había obtenido un 17,4% de los votos, frente al 32,% del partido populista conducido por Luigi Di Maio. A pesar de estar en una posición minoritaria, Salvini consolidó su poder en el gabinete: su partido tiene apenas un ministerio menos que el M5E. Con un primer ministro con poco peso y desconocido por el público –el profesor Giuseppe Conte-, el líder de la Liga pasó a tomar el control en las sombras del gobierno italiano.

Salvini exacerba a diario su perfil xenófobo: cada día anuncia nuevas medidas contra los inmigrantes desde el estratégico Ministerio del Interior. Ha prometido “hacer volver a casa” a medio millón de refugiados e inmigrantes ilegales y comienza a desarrollar un discurso de enfrentamiento abierto con la Unión Europea. “Vamos a contactar a la Comisión Europea para que cumpla con Italia los compromisos que nunca respetó”, señaló ayer tras la crisis del barco.

La estrategia de agitar los ánimos nacionalistas parece haber surtido efecto entre los italianos. Ayer la Liga fue el partido más votado en las elecciones locales, victoria que contrastó con el gris desempeño del M5E. #Cerremoslospuertos, tuiteó ayer Salvini, que pasó a ser, decididamente, el hombre fuerte de Italia.

Diarios Argentinos