La UCR cuestiona la “anteojera ideológica” del Frente Progresista

El presidente del partido, Julián Galdeano, señaló que “si subsiste la negación de la realidad de parte de los actores del socialismo, se va a dificultar la subsistencia del Frente”.

El diputado nacional y presidente del partido, Julián Galdeano, señaló que, "si subsiste la anteojera ideológica y la negación de la realidad de parte de los actores del socialismo, se va a dificultar la subsistencia del Frente Progresista" que gobierna el distrito encabezado por el socialismo.

En comunicación con Télam, destacó que, de persistir la mirada "negacionista" del socialismo sobre la decisión de la UCR de integrar el frente oficialista Cambiemos a nivel nacional, será difícil que el Frente Progresista subsista.

A la vez que minimizó la importancia del pedido de un paso al costado de dos ministro radicales que integran el Gabinete del gobernador Miguel Lifschitz, al atribuirlo a una "convulsión interna del socialismo" producto del resultado electoral del domingo, cuando el oficialismo quedó relegado a un tercer lugar.

Por otra parte, desaprobó los dichos del vicegobernador Carlos Fascendini, quien había afirmado: "Quienes no comulguen con el proyecto del Frente no deberían estar en este barco", por lo que explicó:  "No lo comparto, no es una actitud inteligente.  Creo que el radicalismo se debe ordenar, se debe una discusión acerca de cuál es el rumbo que se debe seguir en la provincia, y ese debate se tiene que dar sobre dos premisas: una es que el radicalismo santafesino no es un compartimiento estanco, no se puede aislar de la nación, y la otra cuestión es que se debe respetar también la historia política del radicalismo santafesino".

Al mismo tiempo, dejó en claro que "desde la conducción partidaria no se desea un escenario de rompimiento".

Al ser consultado sobre si pueden superarse las diferencias entre radicales y socialistas, afirmó: "Yo creo que sí, yo no soy de los que admiten con facilidad que las diferencias políticas y de gestión respecto a un Gobierno local deben trasladarse a la cuestión general del radicalismo y el Frente".

"Tenemos que lograr una mínima síntesis política de cómo articulamos la relación con el Gobierno nacional, soy de los que creen que ese diálogo puede ser maduro. El 50% de la actuación de Lifschitz ha ido en este sentido, pero cuando se pone el chip de las elecciones, se ha endurecido con un sesgo ideológico y eso lo aleja un poco de lo que uno pretendiera", enfatizó.

Mientras que, por último, analizó: "El primer debate que tenemos que dar los dos partidos es qué mirada tenemos con la marcha del Gobierno nacional y si es posible una relación en buenos términos".

Diarios Argentinos