División en Cambiemos por la suspensión de la baja de retenciones

El equipo económico busca detener el descenso gradual del impuesto a las exportaciones de soja. Etchevehere, ministro de Agroindustria, ya mostró su rechazo. La Sociedad Rural también salió a cuestionar la medida.

Como parte de su objetivo de reducir el déficit fiscal, parte del Gabinete económico analizar detener la baja gradual de retenciones a la soja anunciada por Mauricio Macri al asumir el mando, lo que ya generó críticas por parte de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y hasta del propio ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. 

Si bien el funcionario intentó rechazar los primeros rumores, fuentes del propio Gobierno confirmaron a varios medios que el tema se encuentra en la agenda del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que esta semana asumió su nuevo rol de coordinador del equipo económico. 

La mesa chica de Macri sostiene que la suba del dólar dio a los productores agropecuarios mayor margen de ganancia. Para el Ejecutivo, en este contexto complicado respecto de la situación económica, todos los sectores deben hacer un esfuerzo y eso incluye al campo. 

Sin embargo, desde el sector ya dejaron en claro el rechazo a la medida. Fue el propio presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, quien hoy salió a criticar la eventual medida: "Hay gente que está asesorando mal a Macri".

Pelegrina aseguró que "el campo viene poniendo el hombro históricamente" y consideró que "con retenciones no se va a construir nada, sino que se va a paralizar". "Con esta cantidad de impuestos no se puede producir", planteó en declaraciones a FM La Patriada.

Otro que cargó contra la posible decisión del Gabinete económico fue Hugo Biolcati, director de la SRA entre 2008 y 2012. "La carga impositiva que sufre el campo por las retenciones es inmensa. Hay que crear condiciones más estables", afirmó en diálogo con ese mismo medio. 

Tal como había prometido durante la campaña, al asumir la presidencia Macri dispuso la eliminación de las retenciones a las exportaciones de soja. El plan consistió en una baja de 5 puntos anuales (eran del 35% en 2015) hasta quitarlas por completo en un lapso de siete años. En el caso del trigo y maíz, que eran de 23 y 20%, respectivamente, el tributo fue eliminado en su totalidad. 

Diarios Argentinos móvil