La reacción del Gobierno ante la violencia institucional

Las máximas autoridades de Derechos Humanos de todo el país expresaron su preocupación por el incremento de este tipo de episodios y el secretario Horacio Pietragalla adelantó que están trabajando en una ley sobre la problemática.

El reclamo por la aparición de Facundo Castro es cada vez más unánime y el caso tomó un notable protagonismo en la escena pública en las últimas semanas. A esto se le suma otros episodios en los que las fuerzas de seguridad estuvieron implicadas por su brutal procedimiento: la muerte de un trabajador en Tucumán, el fusilamiento de un joven en La Matanza y el ataque a la familia Qom en Chaco, son solo algunos de ellos. Frente a esta situación, las máximas autoridades de Derechos Humanos emitieron un comunicado en el que manifestaron su preocupación por el incremento de la violencia institucional y el secretario Horacio Pietragalla adelantó que trabajan en una ley para erradicar la problemática.



La reunión del Consejo Federal de Derechos Humanos, del que formaron parte funcionarios del área de las 23 provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Nación se desarrolló de manera virtual y estuvo destinado a analizar los graves casos de violencia institucional que se registraron en las diferentes jurisdicciones del país. 

“La violencia institucional es un mal que tiene nuestra democracia, tenemos que trabajar juntos para generar herramientas y mecanismos que nos permitan erradicarla. Tiene que existir un compromiso de todos los poderes”, señaló el secretario Horacio Pietragalla Corti en el inicio de la reunión. “Es necesario un trabajo serio y profundo que nos permita generar un cambio: no estamos en contra de las fuerzas de seguridad, sino que queremos unas fuerzas que respeten los derechos humanos”, puntualizó.

Tras el encuentro se elaboró un documento, en el que se prioriza “la modernización y profesionalización de las fuerzas de seguridad, la puesta en funcionamiento de los mecanismos locales para la prevención de la tortura, la concientización sobre derechos y la visibilización de la problemática”, entre otras acciones a desarrollar por el organismo. 



“Necesitamos un Poder Judicial que avance con rapidez en el esclarecimiento de los casos, y en el juicio y castigo de los y las responsables; un Poder Legislativo que ponga en agenda el tema a nivel normativo; y un Poder Ejecutivo que no dude en tomar decisiones firmes que garanticen el juzgamiento y la sanción de los delitos cometidos”, señalaron en el escrito.

Luego, en una entrevista con Crónica Anunciada, Pietragalla adelantó que desde el Gobierno están trabajando en un proyecto para erradicar la violencia institucional e insistió en que "hay que revisar el entrenamiento de las fuerzas de seguridad".

Sobre el caso de Facundo Castro, el funcionario indicó que "todo el Estado está poniendo todas las herramientas en lsu búsqueda. "Estamos con la familia y queremos saber qué pasó con Facundo", enfatizó.

El Gobierno tomó nota de una de las problemáticas que volvió a emerger durante el confinamiento o que en realidd nunca desapareció, y que evidencia que no alcanza con el cambio de mando en la cartera de Seguridad y en las fuerzas para erradicarla. En ese sentido, dio el puntapié inicial para abordarla, pero todavía falta un largo trecho.

Diarios Argentinos móvil