La Policía detuvo a ocho manifestantes en las afueras del Congreso

Se trata de siete hombres y una mujer. La fuerza de seguridad avanzó con gases lacrimógenos y carros hidrantes para forzar la desconcentración.

Luego del rechazo del proyecto de legalización del aborto en el Senado, poco antes de las tres de la madrugada, la Policía de la Ciudad avanzó contra algunos de los manifestantes que se habían quedado en el lugar y detuvo a ocho personas. 

Un grupo minúsculo de personas arrojaron piedras y botellas contra las vallas policiales y los agentes, pero el Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) de esa fuerza fue contra todos los que estaban en el lugar para forzar la desconcentración de la marcha. 

La Policía arrojó gas pimienta y avanzó con camiones hidrantes. Una joven tuvo que ser atendida por una ambulancia del SAME, mientras que siete hombres y una mujer fueron detenidos por "incidentes", explicaron desde la fuerza de seguridad, con excepción de una persona arrestada por agredir a un fotógrafo. 

Un móvil del canal Todo Noticias que mostraba el accionar de los efectivos sufrió las consecuencias en carne propia, cuando la Policía lanzó una granada de gas lacrimógeno que cayó justo frente a la cámara y que le impidió continuar su relato a la cronista. 

Diarios Argentinos móvil