La aberrante justificación de un cura italiano tras abusar a una menor

El sacerdote, identificado como Paolo Glaentzer (70), dijo que creía que la niña de 11 años "tenía 14 o 15". Además, sostuvo que "el diablo" le tendió una trampa.

Un nuevo caso de abuso sexuale a menores sacude a la Iglesia católica. Un sacerdote italiano fue descubierto abusando en su auto de una niña de 11 años en la localidad de Calenzano, Toscana, y luego intentó justificarse ante la Justicia al señalar que creía que la niña tenía "14 o 15 años". 

El cura, identificado como Paolo Glaentzer, de 70 años, se encuentra detenido en su domicilio. Está acusado de violencia sexual agravada, luego de ser descubierto por vecinos cuando se encontraba con la niña en su vehículo. 

"Pensaba que la niña tenía más años, 14 o 15", fue la increíble explicación que intentó dar el religioso al ser interrogado por la Justicia italiana tras su arresto. 

Pero eso no fue la única frase aberrante de su declaración. Glaentzer dijo, además, que era la niña la que "tomaba la iniciativa" e incluso sostuvo que "el diablo" le hizo "una zancadilla (le tendió una trampa)". También habló de una "simpatía recíproca".

Según contó el sacerdote, conocía a la familia de la niña abusada "desde hacía cerca de 10 años" y "cenaba con ellos al menos una vez por mes". "Estuve en muchas situaciones que parecían sin salida, pero esta es la peor. Tengo plena confianza en Jesús y María", expresó en una entrevista con un periódico italiano. 

El lápiz verde