La historia del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Fue aprobado por la Asamblea de Naciones Unidas en diciembre de 1993. La fecha fue elegida en reconocimiento a las hermanas Mirabal, asesinadas por luchar contra la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana.

El 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Fecha emblemática dispuesta por la Asamblea de las Naciones Unidas el 20 de diciembre de 1993 en su resolución 54/134.

La fecha elegida no fue azarosa. El 25 de noviembre de 1960, el dictador Rafael Leónidas Trujillo ordenó asesinar a las hermanas Mirabal, reconocidas por su activismo político en contra de la tiranía de Trujillo.



La historia de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y de su ferviente oposición al dictador marcó a fuego la historia de la lucha de las mujeres de República Dominicana. Nacidas en una familia rural acomodada, recibieron una educación privilegiada en la que se destacaron por su inteligencia. Cuando Trujillo llegó al poder, su familia perdió todo. Las hermanas, seguras de que el dictador iba a llevar al país al desastre, decidieron militar en una agrupación política opositora llamada Agrupación 14 de junio.

Bajo el seudónimo de Mariposas, las mujeres combatieron contra el régimen de manera activa y comprometida. Fueron encarceladas, violadas y torturadas en varias ocasiones pero eso no detuvo su lucha. Junto a sus esposos, fueron perseguidas, juzgadas por “atentar contra la seguridad del Estado” y condenadas a tres años de prisión.

En una sospechosa maniobra, “El generalísimo”, como gustaba hacerse llamar al dictador, ordenó liberar a las mujeres. Los rumores sobre una orden de asesinato resonaban fuerte pero eso no impidió que continuaran con su lucha clandestina. Fueron emboscadas, cobardemente, volviendo de visitar a sus maridos en la cárcel, en lo que se quiso hacer pasar por un “accidente” (estilo trujillista para eliminar a los opositores) y sus cadáveres fueron encontrados tirados en un acantilado. Las golpearon hasta matarlas y luego las desecharon en un costado de la ruta, creyendo de esta manera que silenciarían su lucha pero pasó todo lo contrario.

Mujeres, madres, hijas, activistas políticas, compañeras. La historia de las hermanas traspasó fronteras y se convirtieron en un símbolo de fuerza, tenacidad y valentía. Durante el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano, que se celebró en Bogotá en 1981, se decidió que la fecha del asesinato de las hermanas representara el Día Internacional de la No Violencia contras las mujeres.


El Lapiz Verde móvil info general