La herencia de Vidal: ¿por qué la deuda de la provincia es "insostenible"

Así la calificó Pablo López, ministro de Economía de Kicillof. Solo en enero la provincia enfrentará vencimientos que suman USD 571 millones. Ya se convocó a los tenedores para postergar el pago de un bono con plazo para el 26. ¿Qué dicen los números?

El gobierno de la provincia de Buenos Aires, encabezado por Axel Kicillof, confirmó este martes de manera oficial que no podrá hacer frente a un bono que vence el domingo 26 de enero por USD 277 millones, y a través de una solicitada publicada en diferentes diarios anunció el llamado a un consentimiento de sus acreedores para postergar el pago hasta mayo.

Se trata del Bono Buenos Aires 2021 (BP21), emitido hace 10 años, el 26 de enero de 2011, durante la gestión de Daniel Scioli. Desde el Ejecutivo bonaerense aseguran que el estado de cuentas es tan delicado que no podrá cumplir con las obligaciones, y ya descartada una asistencia por parte del Estado nacional, hacen que la deuda sea "insostenible", en palabras del actual ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López.

Este lunes los títulos de deuda de la provincia cayeron hasta un 10%, luego de que se conociera de que el ministro de Economía nacional, Martín Guzmán, confirmara que no habrá salvataje a la provincia, algo que generó temor en los tenedores de títulos. "Simplemente no está previsto ese auxilio en las cuentas del Estado nacional", explicó el presidente Alberto Fernández, y negó cortocircuitos con la gestión Kicillof por este tema. 


Resultado de imagen para deuda provincia de buenos aires elpaisdigital.com.ar


"El 14 de enero la provincia de Buenos Aires anunció que solicitará el consentimiento de los tenedores de sus Bonos 10,875% con vencimiento en 2021 para aprobar ciertas enmiendas a sus términos y condiciones", reza la solicitada publicada hoy.

Y agrega: "El propósito general de las enmiendas propuestas es liberar temporalmente a la Provincia de ciertas obligaciones financieras de corto plazo aplazando hasta el 1° de mayo de 2020 la próxima fecha de pago del principal, originalmente establecida para el 26 de enero de 2020".

Además, el Gobierno provincial difundió el contacto de una firma de la asesoría financiera Morrow Sodali, con base en Nueva York, con el objetivo de que los acreedores puedan contactarse para adherirse a la propuesta.

"La propuesta de la Provincia se formula bajo el entendimiento de que el rechazo del mercado al diferimiento propuesto resultaría en mayores daños a la economía bonaerense y pérdidas para los inversores en general, que con este paso pueden evitarse", planteó el Ejecutivo bonaerense un comunicado. 


LA PALABRA DEL GOBIERNO PROVINCIAL

"La situación es muy compleja y la situación de la deuda es extremadamente difícil de sobrellevar", advirtió el ministro López, que explicó que la idea es postergar el vencimiento del 26 de enero al próximo 1 de mayo. Pero, legalmente, la propuesta debe ser aceptada por al menos el 75% de los tenedores para validarse. 

"Estamos trabajando para eso. El universo de bonistas es diverso, hay fondos de inversión más grandes y más chicos, inversores particulares. Venimos charlando", describió el funcionario de Kicillof en una entrevista con radio La Red.


Y se mostró confiado en la posibilidad de llegar a un acuerdo: "Tenemos la confianza en que lo que estamos planteando es algo razonable, los bonistas con los que venimos conversando entienden la situación, hay un consenso generalizado de que la deuda es insostenible". 

Sin embargo, advirtió que "si no se alcanza el 75%, no se puede aplicar la enmienda por lo que no se estaría en condiciones de afrontarlo". "La situación de la deuda es extremadamente difícil de sobrellevar", alertó.

El economista aclaró que esta negociación debe ser una excepción, ya que lo que debe buscar la provincia es "una solución integral" y no "ir trabajando vencimiento por vencimiento".


LOS NÚMEROS, EN ROJO

Entre el 19 y el 26 de enero la provincia enfrentará vencimientos que suman USD 571 millones. "La cuestión de la deuda es comprometida y muy preocupante", había anticipado Kicillof durante su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa, donde le dedicó un buen tiempo a este tema, con conciencia sobre lo que se venía.

Desde su equipo indican la deuda que en 2015 era de USD 9362 millones, pero actualmente equivale a USD 11.263 millones. Es decir, durante la gestión de María Eugenia Vidal creció un 20%. Además, señalan que la carga de intereses, en comparación con los fondos con los que dispone la provincia, ascendió del 10% al 15% del presupuesto.

"Fue muy mala, muy ruinosa la administración de la deuda en la provincia, porque también se acortaron plazos", previó en su momento el actual gobernador. "Cuando asumió el gobierno anterior, tenía que afrontar compromisos y vencimientos por USD 5300 millones y ahora esa cifra es de USD 8800 millones en los próximos cuatro años", graficó.

Hoy, ante la polémica desatada, el gobernador bonaerense explicó en un hilo de tuit el devenir de la deuda de la Provincia de Buenos Aires:




Resultado de imagen para deuda provincia de buenos aires elpaisdigital.com.ar


De acuerdo a los cálculos que realizó en su momento el equipo de Kicillof, desde la gestión de Vidal sostenían que se dejaba una caja de $ 25 mil millones, pero el problema, manifestaron, era que esos fondos no alcanzaban para cumplir las obligaciones de los primeros 30 días, entre sueldos y pago a proveedores, sin contar, obviamente, la millonaria deuda. 

Según los integrantes de la gestión de Vidal, los números de la deuda no son los descriptos por el Frente de Todos. Niegan que haya crecido un 20% y aseguran que parte de esas cifras corresponden a deuda no registrada de la gestión de Scioli. Lo cierto es que la provincia está en una situación muy delicada, y el reloj corre.

Diarios Argentinos