La evolución del déficit fiscal en los primeros dos años de Cambiemos

El 2016 cerró con un balance negativo de 6,1% en el resultado financiero, el más alto de los últimos 12 años. Para 2017 los privados estiman que estará por sobre los siete puntos y será el tercero peor de la historia económica argentina.

El déficit fiscal aparece como un problema sin solución por el momento para el gobierno de Mauricio Macri. Asi lo manifestó hoy el presidente al encabezar un acto en Casa Rosada. Según el informe de ejecución presupuestaria de ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto), en los primeros siete meses de 2017 el déficit fiscal sumó $ 250.694 millones, un 92,4% más que los $ 130.265 millones registrados en igual período de 2016.

Cabe recordar que la meta puesta por Dujovne para este año es de 4,2% del PBI, es decir, unos $409.500 millones. Sin embargo las proyecciones estiman que estará por encima del 7% del PBI y se convertirá, probablemente, en el tercer déficit más alto de la historia argentina, solo por detrás del Rodrigazo y el peor momento hiperinflacionario de Raúl Alfonsín.



El déficit fiscal durante los primeros dos años del gobierno de Cambiemos mostró un deterioro importante: el primer balance netamente macrista corresponde al año 2016, donde el déficit trepó un 64%, y alcanzó el 6,1% respecto del PBI según las estimaciones de la ASAP.

Por lo tanto el año 2016 fue el de mayor déficit financiero de los últimos 12, seguido de cerca por los valores que se registraron en 2014 (-4,2%) y en 2015 (-3,7%).

Las mediciones oficiales en 2016 fueron puestas en fuerte cuestionamiento por un cambio de metodología apuntada a sobreestimar el déficit de 2015 y que no se alineó con los estándares internacionales del Manual de Estadísticas de Finanzas Públicas publicado en 2001 por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo cual no permite tampoco el empalme de las estadísticas oficiales anunciadas para 2015-2016 con los índices anteriores.


Fuente: Chequeado.com


A pesar de los anuncios del gobierno de que el déficit del Sector Público Nacional en 2016 fue del 4,6% la metodología estandarizada de la ASAP indicó 6,1% para el año pasado. Y para el año corriente se espera una disparada por sobre los siete puntos del PBI impulsada principalmente por los intereses generados en el proceso de endeudamiento.

Lo que en realidad muestran los números del déficit es que el gobierno de Cambiemos no redujo el gasto público, sino que cambió la composición del mismo: mientras aumentó el gasto, lo hizo a cuenta de nuevo endeudamiento, lo que generará más presión sobre el presupuesto financiero para los años próximos.

Diarios Argentinos