La compra de dólar ahorro tendrá un recargo del 35%

La medida del gobierno apunta a desalentar la compra de dólares para atesoramiento debido a la fuga de divisas que se intensificó a partir de julio.

El dólar ahorro y los gastos en divisa con tarjeta pagarán 35 por ciento a cuenta del Impuesto a las Ganancias. Así lo anunció este martes Miguel Pesce, director del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

La medida del gobierno apunta a desalentar la compra de dólares para atesoramiento debido a la fuga de divisas que se intensificó a partir de julio. La misma regirá desde a partir de este miércoles.

"La AFIP va a establecer una retención de impuesto a las Ganancias del orden del 35% para las compras de dólar ahorro y pago con tarjeta de crédito al exterior", aseguró el titular de la entidad monetaria, en una conferencia de prensa en la sede del Banco Central.

Esto quiere decir que quienes opten por comprar el cupo de US$ 200 deberán pagar, además del 30% del Impuesto PAIS, un adelanto del 35% a cuenta de Ganancias o Bienes Personales, lo que llevaría a unos $130 el valor a pagar por cada dólar, a los precios de este martes.

A su vez, los pagos que se hagan con tarjeta de crédito se harán a cuenta del dólar ahorro, por lo que, si bien no habrá límite para la compra de bienes o servicios con tarjeta de crédito, se descontarán de futuros cupos de US$200 mensuales.

"Si se realiza una compra de US$ 1.000, por 5 meses esa persona no va a poder acceder al mercado de cambios", explicó Pesce.

En el caso de la apertura de nuevas cuentas en dólares, los bancos deberán "hacer una evaluación de los ingresos" para habilitar una nueva cuenta a sus clientes, en lugar del criterio simplificado que existe actualmente para la apertura de cajas de ahorro en pesos.

En cuanto a las compras de dólares de empresas para cancelar obligaciones en el exterior, Pesce dijo que se le pedirá a aquellas empresas con vencimientos de más de US$ 1 millón al mes que "presenten un programa de reestructuración de la deuda" que venza a partir del 15 de octubre.

"Estamos planteando que se refinancie el 60% de los vencimientos a 2 años de vida promedio. No postergaciones en el pago de intereses. La intención es que las empresas nos presenten un plan de reestructuración, ver si estas presentaciones mejoran el perfil de los vencimientos de la deuda financiera privada", aseguró el presidente del Central.

Diarios Argentinos móvil