La caída del radicalismo en la era Cambiemos

La UCR perdió el domingo pasado en Neuquén la quinta capital provincial del año. La primera señal de alerta fue la derrota en Santa Rosa, a la que se sumaron luego las de Paraná, Córdoba y Santa Fe.


El radicalismo perdió el domingo pasado en Neuquén la quinta capital provincial del año. La primera señal de alerta fue la derrota en Santa Rosa, a la que se sumaron luego las de Paraná, Córdoba y Santa Fe. Solo lograron retener San Salvador de Jujuy y San Miguel de Tucumán. ¿Qué pasará con las elecciones de Mendoza, Viedma y Río Gallegos?

El aporte de la estructura territorial del radicalismo fue fundamental para la alianza Cambiemos en 2015 y los triunfos en bastiones de la UCR como Mendoza, Santa Fe y Córdoba empujaron a Mauricio Macri a la presidencia. Hoy la caída de la imagen del presidente y su gestión arrastran a la UCR que está pagando un alto costo por mantener la alianza con el PRO: una seguidilla de derrotas y el poder territorial en juego.



Uno a uno los tropiezos del radicalismo:

Santa Rosa (La Pampa):

La derrota del intendente radical en la capital pampeana, Leandro Altolaguirre, frente al candidato de La Cámpora, Luciano Di Napoli, en la primera fecha del calendario electoral (19 de mayo) fue un cimbronazo en Cambiemos. El peronismo recuperó el Municipio tras cuatro años de gobierno radical con números contundentes. Di Napoli obtuvo el 51,73 por ciento mientras que Altolaguirre alcanzó al 27,42.


Córdoba:

El próximo revés electoral de la Unión Cívica Radical (UCR) tuvo como escenario la capital cordobesa. Allí, el candidato radical Rodrigo De Loredo, el delfín del gobernador Ramón Mestre, fue derrotado por el diputado nacional y exvicegobernador, el peronista Martín Llaryora. La caída en la capital cordobesa significó un durísimo golpe para el radicalismo y hubo acusaciones cruzadas entre los sectores que respondían a la Casa Rosada y los que respaldaron a Mestre. El exembajador Luis Juez también quedó en el camino, se ubicó tercero luego del candidato del gobernador Juan Schiaretti y de De Loredo.


Paraná (Entre Ríos):

Paraná fue la tercera capital provincial que el radicalismo perdió. El intendente Sergio Varisco compitió por la reelección, a pesar de su procesamiento en una causa de narcotráfico, y cayó frente al candidato del peronismo, el vicegobernador Adán Bahl, que obtuvo el 45,51 por ciento de los votos contra el 35,18 que cosechó el radical.


Santa Fe:

Con la victoria del candidato a intendente santafesino del Frente Progresista, Emilio Jatón, se puso fin a doce años de gobiernos radicales. Por el radicalismo, el aspirante a suceder a José Manuel Corral fue Albor Ángel “Niki” Cantard quien obtuvo el 20,96 por ciento de los votos mientras que el socialista arrasó con el 47,66.


Neuquén:

El último tropiezo de la UCR fue el pasado domingo en Neuquén. Tras veinte años de gobiernos radicales se impuso el candidato del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Mariano Gaido quien obtuvo el 39,16 por ciento de los votos contra Marcelo Bermúdez que logró el 31,32, y que contaba con el respaldo del actual gobernador Horacio "Pechi" Quiroga.


Jujuy y Tucumán “adentro”:

En lo que va del calendario electoral el radicalismo sólo pudo retener dos capitales provinciales: San Salvador de Jujuy y San Miguel de Tucumán, donde los intendentes Raúl “Chuli” Jorge y Germán Enrique Alfaro lograron la reelección, respectivamente.


Los próximos desafíos:

El radicalismo aún debe poner en juego tres capitales provinciales en lo que resta del año. Según los últimos números, el candidato a intendente del radicalismo en Mendoza lograría imponerse pero el panorama es más incierto en el caso de Viedma (Río Negro) y Río Gallegos (Santa Cruz).

En Mendoza el candidato a intendente por Cambiemos, Ulpiano Suarez, es el favorito y todo apunta a que logrará un triunfo cómodo. Es el sobrino del actual jefe comunal de la capital mendocina y candidato a gobernador por el oficialismo, Rodolfo Suarez. Su principal contrincante es el candidato de Elegí Mendoza, Marín Sevilla.

La capital rionegrina, Viedma, es gobernada por la UCR desde 2003 pero este año hay chances de que cambie de color político con la candidatura del vicegobernador Pedro Pesatti de Juntos Somos Río Negro. Finalmente, en Río Gallegos con ley de lemas, el radicalismo presentará cinco candidatos para tratar de retener la capital de Santa Cruz el próximo 27 de octubre.  



Diarios Argentinos