La ANMAT aprobó el test argentino para la detección rápida de coronavirus

Se trata de un test serológico de detección rápida que se utiliza para conocer si una persona tuvo o tiene coronavirus, y permite seguir la infección de manera activa.


La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó el primer test rápido elaborado íntegramente por científicos argentinos, que trae aparejado, entre otros beneficios, la posibilidad de sustituir importaciones, minimizar costos casi a la mitad y cubrir la demanda interna que hoy encuentra faltante de stock.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), a través de un comunicado, sostuvo que el organismo "contribuyó al reciente producto, el suministro que se emplea en el proceso de obtención de una proteína del coronavirus".

En el marco de la actual pandemia de coronavirus y ante el crecimiento en el número de casos, una de las actividades imprescindibles para controlar la propagación del coronavirus es la elaboración de testeos.

"En base a esta necesidad, los científicos del consorcio CINDEFI-Bamboo desarrollaron el primer test serológico rápido nacional, que a través de la sangre permite detectar si la persona está o estuvo en contacto con el virus SARS-CoV-2", mencionó el INTI.

"El nuevo test rápido permitirá realizar estudios poblacionales a gran escala, mapeo y segregación de áreas. Podrá emplearse, por ejemplo, en plazas, colectivos y escuelas para separar rápidamente a los positivos, a quienes luego se les podrá realizar un hisopado para aislar a los que están cursando actualmente la enfermedad", afirmó Instituto.

Estos test ya se encuentran en vigencia. El problema, hasta el momento, es que son importados de Oriente y tienen un costo elevado. El nuevo producto, en cambio, es accesible (se calcula entre 5 y 7 dólares) y permite un seguimiento de la infección de manera activa, en lugar de atacarlo sólo centrado en los pacientes con síntomas”, enfatiza Sebastián Cavalitto, del CINDEFI.

Diarios Argentinos