La AMIA, "preocupada" por las diferencias en el Gobierno por la estrategia judicial

La entidad cuestionó las "desinteligencias" entre el Ministerio de Justicia y la Unidad Especial, y apoyó la iniciativa del Gobierno de retirar las acusaciones contra los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia.

La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) expresó hoy su "preocupación" por las "desinteligencias inocultables" entre el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la Unidad Especial que encabeza Mario Cimadevilla sobre la estrategia en el juicio oral por el encubrimiento del ataque terrorista de 1994.

Las "desinteligencias" a las que se refiere la AMIA quedaron en evidencia ayer cuando el Gobierno, en una decisión promovida por el Ministerio de Justicia, retiró las acusaciones contra los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, en la reanudación del juicio oral por encubrimiento del atentado.

Por su parte, Cimadevilla sostuvo que había que seguir "inexorablemente" la posición del Ministerio Público Fiscal, que solicitó 8 años de prisión para ambos exfiscales, a quienes acusó de haber participado en el pago de US$ 400.000 al reducidor de autos Carlos Telleldín.

En ese contexto, en un comunicado la entidad judía instó a la Unidad Especial a que "no se limite a reproducir un libreto ya establecido" y que "cumpla con su deber de fundar los alegados con la necesaria objetividad, basándose únicamente en la evidencia producida a través de las pruebas del juicio".

"Nos sorprende e indigna que la Unidad Especial AMIA, encabezada por Cimadevilla, en su alegato del día de ayer no solo retomó las conclusiones de la sentencia del TOF 3, luego anulada por la Corte Suprema, sino que además adelantó que pedirá la condena de (el extitular de la DAIA) Rubén Beraja, presidente de una de las instituciones comunitarias al momento del atentado", dijo la AMIA en el escrito, y agregó: "La acusación a Beraja como partícipe secundario es arbitraria y carente de fundamentos".

Diarios Argentinos