Kicillof: "Larreta es igual que Macri y Bullrich"

El gobernador adhirió a las nuevas restricciones de Nación y sostuvo que la Ciudad de Buenos Aires es el epicentro de la segunda ola de coronavirus. Sobre la suspensión de clases presenciales, dijo que “es una medida excepcional".

El gobernador Axel Kicillof confirmó este jueves que la provincia de Buenos Aires "adhiere de manera taxativa a las medidas que dictó ayer el presidente de la Nación”, criticó el doble discurso de Larreta y afirmó que la segunda ola del coronavirus tiene como epicentro a la Ciudad de Buenos Aires.

"Pensábamos que Larreta era diferente porque tenía responsabilidades de gestión. Pero es igual que Macri y Bullrich. Entonces, que venga directamente Macri a discutir”, planteó el gobernador. 

En una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno provincial, el gobernador aportó datos sobre la situación epidemiológica: "El epicentro de esta segunda ola es la Ciudad de Buenos Aires. Esto no es ni un insulto ni una chicana. Los casos en todo el mundo se miden comparados con la población. La incidencia (cada 100 mil habitantes) en la Ciudad es de 623 casos y en la Provincia 340".  

Tras enfatizar que "hay una proporcionalidad" entre los casos y "la ocupación de camas", destacó que "el jefe de Gobierno no habla del sistema privado y está mal, porque en la Ciudad el 80% se atiende en el sistema privado, según sus datos".

 



“La Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense conforman un conglomerado demográfico único: el virus no actúa de forma distinta de un lado y del otro de la General Paz”, sostuvo Kicillof y agregó: “Las medidas que tomó el presidente Alberto Fernández son las adecuadas porque la situación cambió por completo y estamos ante una ola más grande y rápida que la del año pasado”. “Las políticas tienen que ser dinámicas: no puede ser que el virus vaya más rápido que los cuidados”, señaló.

Por otra parte, se refirió a las manifestaciones de la oposición en contra de estas medidas: “Es peligroso utilizar políticamente un momento de tanta ansiedad, en el que estamos ante una situación de inmensa gravedad que requiere utilizar todos los esfuerzos para cuidar y proteger a la gente”.

Asimismo, Kicillof subrayó que “si bien el epicentro de la pandemia hoy es la Ciudad de Buenos Aires, la experiencia da cuenta de que luego se extiende al conurbano, al interior de la Provincia y a todo el país”. “Todos los especialistas y los epidemiólogos afirman que es imperioso detener el ritmo de contagios en la zona metropolitana”, indicó y añadió: “Lo que no tiene rigor científico es que en el peor momento epidemiológico dejemos las cosas como están. El criterio es el mismo de siempre: cuando hay más casos se debe reducir la movilidad, por eso ahora necesitamos redoblar los cuidados para desacelerar el ritmo de los contagios”.

Respecto de la educación, Kicillof afirmó que la suspensión de la presencialidad en las escuelas “es una medida excepcional, por tiempo limitado, que busca disminuir el ritmo de los contagios como se ha hecho en muchos otros países en los últimos meses”. “El problema no está en el aula, sino en la circulación de las personas, por eso también hemos adoptado medidas que incluyen a la nocturnidad”, agregó.

“Las medidas de cuidado estarán acompañadas por asistencia económica para los sectores más necesitados”, explicó el Gobernador y detalló: “Además del REPRO para las empresas, se anunció un refuerzo de 15 mil pesos en las asignaciones universales por hijo y por embarazo y en las asignaciones familiares de monotributistas de determinadas categorías”.

Asimismo, sostuvo que “durante este tiempo vamos a dedicarnos a vacunar, porque de esta forma ya hemos superado los dos millones de bonaerenses inmunizados con la primera dosis”. El plan público, gratuito y optativo de vacunación contra el Covid-19 ya alcanzó al 94% del personal de salud; al 74% de los mayores de 70 años; al 45% de la población que tiene entre 60 y 70 años e integra grupos de riesgo; a la mitad de la comunidad educativa y a un tercio de las fuerzas de seguridad.

Por último, Kicillof agradeció a todo el personal de salud y al pueblo de la Provincia y llamó a redoblar los esfuerzos ante el aumento de contagios “cumpliendo las nuevas medidas, generando menos movilidad y reforzando los cuidados”. “Hemos demostrado que la generosidad y la solidaridad de los y las bonaerenses es lo que nos va a salvar en esta pandemia”, concluyó.

Diarios Argentinos