Jorge Sobisch lanzó su candidatura por fuera del MPN

El exgobernador de Neuquén presentará un frente con Democracia Cristiana y otros partidos para 2019. "Cambiemos y el MPN profundizaron los males que le causó el kirchnerismo a Neuquén", sostuvo.

El exmandatario provincial Jorge Omar Sobisch se desprende del Movimiento Popular Nequino (MPN), con el que llegó al poder en 2003, y se lanzó a la carrera por la gobernación luego de cerrar un acuerdo con la Democracia Cristiana para que sea el armazón partidario que le dé sustento a la estrategia de cara a las elecciones del próximo año.

Al hacer pública su definición, dijo que no abandonará el MPN, pero explicó que, como no tiene lugar dentro del partido del oficialismo provincial, que tiene entre sus filas al gobernador Omar Gutiérrez, buscará presentar una alternativa.

"Vamos a construir un frente en el que participará la Democracia Cristiana y otros partidos que quieren que vaya de candidato", expresó en diálogo con el medio local LMNeuquén, y agregó: "Yo no me voy del Movimiento Popular Neuquino. Incorporo a la Democracia Cristiana el pensamiento y los actores y la gente que me acompañan en la Lista Blanca".

Al ser consultado sobre cómo será la organización de cara a las elecciones, explicó: "¿Por qué la Democracia Cristiana? Porque acá no tenía ni afiliados ni personería política, entonces, lo estamos dando de alta, le vamos a poner los afiliados, vamos a armar las estructuras políticas y con esa herramienta vamos a hacer acuerdos con otros partidos políticos que quieren llevarme de candidato y le vamos a poner un nombre al frente".

"Yo soy sincero, no me voy del MPN porque perdí una interna, sino porque no estoy de acuerdo con las políticas que está llevando adelante esta dirigencia. Creo que la mejor forma de dar el debate que no me dan dentro es darlo por fuera", remarcó.

Por otra parte, criticó duramente la administración provincial de Gutiérrez y al Gobierno nacional: "Cambiemos y el MPN profundizaron los males que le causó el kirchnerismo a Neuquén".

"Estoy convencido de que el Gobierno nacional está devastando una vez más los recursos de Neuquén. Primero lo hizo el kirchnerismo llevando a Neuquén a un endeudamiento nunca visto en la historia, que se ha profundizado con el macrismo. Desapareció la obra pública hecha con fondos propios. Toda la obra pública que llega viene del Gobierno nacional. Ahora pasamos a ser empleados de un gobierno, por llamarlo de alguna manera, que está logrando un fracaso rotundo a tres años de iniciar la gestión", criticó.

"La frutilla del postre fue hace 15 o 20 días, cuando Macri hizo un acto en Vaca Muerta, acompañado por el gobernador Gutiérrez, que debería darnos vergüenza a todos los argentinos: vino a plantearnos la solución de la mano de Paolo Rocca, un coimero confeso que le ha aportado 300 millones, hasta donde se sabe, al Gobierno kirchnerista. Si hoy la solución pasa por Paolo Rocca y el Gobierno nacional, indudablemente, yo estoy en contra del modelo del Movimiento Popular Neuquino aliado a Cambiemos", finalizó.

Diarios Argentinos