Italia va en búsqueda de la vacuna rusa

Así lo confirmó la viceministra de Sanidad italiana Sandra Zampa. Se debe a los incumplimientos de Pfeizer y Astrazeneca.

Ante la falta de cumplimiento en la entrega de dosis de vacunas por parte de Pfizer y de Aztrazeneca, el gobierno italiano, al igual que sus pares europeos, se encuentra realizando gestiones para comprar la vacuna Sputnik, proveniente de Rusia. 

La noticia fue confirmada por la subsecretaria de Salud, Sandra Zampa, quien, indicó que previo al cierre del acuerdo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) debe confirmar su eficacia. .


Demoras y reclamos contra Pfizer y AstraZeneca

El primer ministro Giuseppe Conte escribió una carta en Facebook criticando la falta de cumplimiento por parte de los proveedores de vacunas. "Las últimas noticias que nos llegan de los fabricantes de vacunas anti-Covid son preocupantes. Primero Pfizer-Biontech comunicó una ralentización en la distribución a los países de la UE de las dosis de vacuna ya programadas. Pero aún más preocupante son las noticias difundidas ayer por AstraZeneca, cuya vacuna está a la espera de ser distribuida próximamente también en la UE. Si se confirmara la reducción del 60% de las dosis que se distribuirán en el primer trimestre, significaría que en Italia se entregarían 3,4 millones de dosis en lugar de 8 millones".

Las ralentizaciones en las entregas de vacunas, según Conte, "constituyen graves violaciones contractuales, que producen un daño enorme a Italia y otros países europeos, con repercusiones directas en la vida y la salud de los ciudadanos y en nuestro tejido económico y social que ya lleva un año sometido a fuertes pruebas. de pandemia". 

El primer ministro italiano completó: "Utilizaremos todas las herramientas e iniciativas legales, como ya lo estamos haciendo con Pfizer-Biontech, para reclamar el cumplimiento de los compromisos contractuales y proteger a nuestra comunidad nacional en todas sus formas".


Otros países europeos 

Este 20 de enero la EMA comunicó que prepararía su dictamen sobre el fármaco ruso, mientras la canciller alemana, Angela Merkel, admitió que su país podría producir y utilizar la Sputnik V, siempre y cuando la EMA lo aprueba. 

A su vez, Hungría autorizó este viernes la Sputnik V bajo el procedimiento de uso de emergencia. Lo hizo en base a los datos de estudios clínicos realizados en Rusia y una evaluación integral del fármaco por los expertos en Hungría. A través del Ministerio de Salud, el gobierno húngaro anunció un acuerdo para comprar "grandes cantidades" de la vacuna rusa. 

Diarios Argentinos