Inversiones, posverdad y el cuento del tío

Por: Santiago Lopez Osornio

El domingo se inició formalmente la campaña y, junto con ella, han comenzado a circular los primeros spots. El oficialismo aspira a retener el gobierno apostando a la idea de instalar en el electorado una supuesta dinamización de la obra pública con la que se ha beneficiado la sociedad contraposición con el pasado. Así, en spots oficiales se observa una sucesión de pequeños videos “realizados por ciudadanos” que celebran las obras realizadas por la gestión de Cambiemos. Se escuchan comentarios como “Hace muchos años que estábamos esperando, es real, años..., Este pavimento no es relato, por fin!”, culminando el mensaje con el presidente sentenciando “Imagínense lo que vamos a lograr en los próximos años con un poco de viento a favor”. La voz en off termina con un “Los argentinos juntos somos imparables”. Como veremos, lo único imparable en estos años ha sido el ajuste en la inversión pública.

En otro video con similar formato, que el gobierno no se ha atribuido como propio, se ven fotos del antes y el después de diversas obras con el cántico de “vamos a volver” que acaba con la pregunta “¿vos querés volver?”.

Complementariamente se suman spots de presidencia donde se da cuenta de la concreción de obras. La estrategia apunta a construir el imaginario de que este gobierno hace, hay obras visibles, inversiones que antes no existían. Se suceden declaraciones de funcionarios, que mencionan un boom en obras cloacales, red de agua potable y servicios básicos.

En tiempos de posverdad, nos hemos preguntado si realmente estamos asistiendo a una lluvia de inversiones en infraestructura o una nueva estrategia “duranbarbista” que nos invita a caer nuevamente en el cuento del tío. 

Dicen que esta tradición argentina se remonta a principios del siglo XX, llegando incluso al "Manual del Inmigrante Italiano" editado en la península para facilitar el arribo y la estancia. Allí se advertía a quienes llegaban a la Argentina los problemas que podrían encontrar con los estafadores bajo el subtítulo "Los embusteros". El autor del manual, luego de recopilar algunos consejos anteriores, sostenía: "Desconfíe (…), no escuche ni historias maravillosas ni casos piadosos… Sepa que existe un notable sistema para engañar al inmigrante que acaba de desembarcar; es el llamado 'cuento del tío' y que en Italia se conoce como trufa all'americana. Finalizando con “¡Atención entonces! Su natural desconfianza estará bien empleada en estos casos".

Más allá de que aquel tiempo quedo lejos, como buen descendiente de italianos -al igual que el presidente- historias tan maravillosas como las de los spots me llevan a desconfiar.


Detrás de la “lluvia de inversiones y el boom de la obra pública”

La Real Academia Española define la posverdad como toda información o aseveración que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a las emociones, creencias o deseos del público". Por eso, nada mejor que recurrir a las estadísticas vinculadas a la materia, para determinar si lo que se comunica son obras puntuales o realmente estamos en presencia de un período donde las inversiones en infraestructura han sido particularmente significativas.

Con ese objetivo se ha recurrido a un informe elaborado por la consultora EcoAr en base a información publicada por los organismos oficiales del Estado. Al analizar la serie de inversión pública 2011-2019, el informe advierte que la misma cae como proporción de los ingresos corrientes pasando de un promedio de 12% en el periodo 2011-2019 a un promedio de 9% durante el gobierno de Cambiemos, registrándose una caída al 6% durante los primeros meses del 2019.

Pasando en limpio, si analizamos la inversión  como porcentaje de los ingresos del Estado, la misma ha caído a la mitad, ello muestra una clara decisión política en sentido contrario a lo que plantean los spots de campaña. Esta tendencia se ha profundizado desde mediados del año 2017 y se ha acentuado en el 2018 con la corrida cambiaria y la tutela del FMI.



Fuente: EcoAr con datos de Ministerio de Hacienda - AIF SPNC

También se ha tratado de asociar el desenfrenado endeudamiento al crecimiento de la inversión en infraestructura, como ha expresado Lacunza, el Ministro de Economía de la gobernadora Vidal. Este giro discursivo es totalmente falso, al menos a nivel nacional. Del informe se desprende que durante el período 2011-2015, del 20% al 30% del endeudamiento bruto se correspondía con inversiones, mientras que con CAMBIEMOS el promedio se ha reducido a sólo el 8%, cayendo en 2019 a valores inferiores al 5%.

Esto significa que durante el gobierno de CAMBIEMOS cada 100 pesos de endeudamiento público bruto, solo se realizaron $8 de gastos de capital, mientras que en el período 2011-2015 esa cifra se triplicaba.

Caída de la inversión en infraestructura por sectores

Otra forma de analizar el peso de las inversiones es en función del PBI. El Plan Nacional de Inversión Pública 2019-2021 proyecta para el año en curso una inversión pública nacional de 1,3% del PIB, mientras que en 2017 alcanzaba el 2,5%. La apuesta del gobierno era que este ajuste iba a ser compensado por inversiones del sector privado. La disparada del riesgo país sepultó la esperanza de que los privados cerraran la brecha.

El informe muestra la apertura de la inversión por sector, donde se advierte que la inversión pública en Educación, Vivienda y Agua y cloacas está en niveles críticos. Aunque devaluada, la inversión en Transporte mantiene niveles superiores al resto.



Fuente: EcoAr con datos de Ministerio de Hacienda - AIF SPNC base caja y BCRA


Este pavimento no es relato, es real

El relato de Cambiemos, repetido por Macri cuando inauguró el Paseo del Bajo, asevera que ahora las obras son reales. Además, apela sin mayores pruebas a la idea de que ahora las obras cuestan algo así como 30% o 40% menos, por lo que con la misma plata este gobierno construye más.

Hasta aquí se presentaron datos referidos a magnitudes monetarias, ya sea en pesos o dólares. ¿Qué pasa cuando vemos las magnitudes reales o físicas? Vamos a tomar como ejemplo el caso de la inversión vial, que representa aproximadamente el 60% de la inversión en transporte, el  sector con más recursos (según vimos en el gráfico previo). Los datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción son elocuentes:  el promedio anual de los despachos de asfalto bajo el gobierno actual es muy inferior a los gobiernos que lo antecedieron.


Fuente: EcoAr con datos de IERIC

Con Cambiemos los despachos de asfalto fueron 15% menores respecto del primer gobierno de CFK y 7% menores respecto del segundo, siendo que el mayor demandante de asfalto es el sector público.


 Lejos del “boom” de cloacas

Finalmente, el informe revisa las estadísticas relacionadas a la falta de acceso a las cloacas y el agua potable de la población de los 31 aglomerados urbanos que releva la EPH durante los últimos años. Los datos de INDEC muestran que la proporción de hogares y personas sin acceso a cloacas se ha reducido muy levemente, con cierta mejora en 2017 aunque empeorando en 2018.


Fuente: EcoAr con datos de EPH – INDEC Total 31 aglomerados urbanos

No faltará quien diga que los datos de la EPH utilizados no reflejan adecuadamente la situación en pequeñas localidades y el ámbito rural, por lo que en realidad las obras de CAMBIEMOS no se reflejan en la estadística. Tal razonamiento es incorrecto ya que el costo de la infraestructura hídrica por usuario aumenta fuertemente ante la menor densidad poblacional, por lo que resultaría imposible elevar la cobertura en zonas poco pobladas con menor cantidad de recursos.  

Luego de haber analizado diversos indicadores relacionados a la inversión pública, podemos afirmar que los spots oficiales apuntan a instalar la idea de que el gobierno de Cambiemos ha profundizado las inversiones cuando en realidad a la luz de los datos presentados el ajuste es evidente. Como si esto no bastara, producto de la crisis autogenerada, el derrumbe se ha profundizado en los últimos meses.

Por eso, con la misma solidaridad con la que nuestros abuelos se advertían sobre la existencia de embusteros, hemos querido colaborar a que no te agarren desprevenido. Ahora ya sabes del cuento del tío. Avisale a tus amigos, familiares y vecinos para que no caigan, algunos ya fueron estafados en el 2015 con la campaña y el debate presidencial.

PARA ACCEDER AL INFORME COMPLETO: http://ecoar.com.ar/gallery/inversi%C3%B3n%20p%C3%BAblica%20-%20mayo%202019.pdf

Diarios Argentinos móvil