Inquietud en el Gobierno por la posible candidatura de Lavagna

Una encuesta da al ex ministro como amplio ganador en un ballotage contra Macri. La Casa Rosada lo criticó con dureza en las últimas semanas. El miedo oficial al descongelamiento de la grieta.

A medida que se acerca la fecha de definiciones en el calendario electoral, la candidatura presidencial de Roberto Lavagna va tomando más fuerza. Su eventual postulación genera mucha incomodidad en el Gobierno nacional. Una encuesta da como amplio vencedor al ex ministro de Economía en un ballotage frente a Mauricio Macri. Además, creen que su figura puede desarmar el clima de polarización que fomenta la Casa Rosada.

Cambiemos, se sabe, se siente cómodo en la confrontación con Cristina Kirchner. En un contexto de crisis económica, la grieta es lo que más moviliza y fideliza al votante macrista. En los últimos días, sin embargo, la candidatura de Lavagna cobró espesor. Algo que exaspera a la Casa Rosada.

Parte de su preocupación radica en lo que dicen los sondeos de opinión. De acuerdo a la encuesta nacional de marzo de Synospis realizada sobre 1.314 casos, el ex ministro de Economía de Néstor Kirchner aventaja a Macri por 13 puntos porcentuales en un hipotético escenario de ballotage (50,4% contra 37,3%, y 12% de indecisos). Contra todos los otros candidatos peronistas (kirchneristas y no kirchneristas), el líder de Cambiemos aparece como vencedor (aunque en el caso de Cristina Kirchner la diferencia está dentro del margen de error).

El malestar que genera el experimento Lavagna en el gobierno se cristalizó en una serie de declaraciones oficiales. En la entrevista de anoche con Luis Majul, Macri le pidió al economista “más humildad, porque estuvo en todos los gobiernos anteriores y debería hacer una autocrítica”. Los cuestionamientos del jefe de Estado no terminaron ahí: “Tiene una interpretación muy generosa de su propia tarea, la renegociación de la deuda fue malísima, él puso las retenciones al campo”.

La respuesta de Lavagna llegó esta mañana, en diálogo con Infobae. “Que Macri no se ponga nervioso, yo no puedo competir con los miles de trolls que tiene el Gobierno”. Además, señaló que “cuando el Presidente logre una economía con crecimiento del 9%, inflación de 10%, superávit gemelo y creación de empleo, hablamos”.

La semana pasada, desde Washington, fue el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne el que criticó a Lavagna. “En buena medida, parte de los problemas que tuvimos que enfrentar vienen de su gestión”, apuntó, y sostuvo que la reestructuración de la deuda de 2005 fue “muy poco exitosa”, indicó.

La estrategia electoral de Cambiemos está preparada para una competencia contra Cristina Kirchner, pero no contra Roberto Lavagna. Mientras la ex presidenta juega al ministerio respecto a su postulación, la Casa Rosada empieza a mirar con atención y preocupación a los movimientos del ex ministro de Economía.

Diarios Argentinos móvil