Hallaron el avión en el que viajaba Emiliano Sala

Lo confirmó la empresa privada contratada por la familia del futbolista para realizar la búsqueda. Los restos de la aeronave se encuentran en las profundidades del Canal de la Mancha.

Luego de 14 días, un buque de la empresa que contrató la familia de Emiliano Sala halló el avión monomotor en el que viajaba el futbolista argentino, desde Nantes hacia Cardiff, cerca de donde había sido captado por los radares por última vez. 

Según informaron desde la firma encargada de la búsqueda, la aeronave fue encontrada en las profundidades del Canal de la Mancha, que separa a Francia del Reino Unido. Fue a unos 40 kilómetros de la Isla de Guernsey, en las cercanías del faro de Casquets, sitio donde el piloto había tenido el último contacto. 

"Los restos del avión que llevaba a Emiliano Sala y era piloteado por David Ibbotson fueron localizado temprano esta mañana por el FPV MORVEN. Como se acordó con la AAIB, se trasladó el GEO OCEAN III sobre la posición que les proporcionó para identificar visualmente el avión por ROV [vehículo submarino piloteado remotamente]", confirmó en su cuenta de Twitter David Mearns, encargado del operativo privado costeado por los familiares, excompañeros y personas de distintas partes del mundo a través de Internet. 

La avioneta que trasladaba a Sala y que piloteaba David Ibbotson  (James from Cheltenham)

El Piper Malibu que trasladaba a Sala 

"Las familias de Emiliano Sala y David Ibbotson han sido notificadas por la policía. La AAIB estará haciendo una declaración mañana. Esta noche nuestros únicos pensamientos son con las familias y amigos de Emiliano y David", agregó.

Uno de los datos que llamó la atención de los investigadores es que la aeronave no sufrió demasiadas roturas. "La sorpresa más grande para nosotros es que la mayor parte del avión está ahí. Esperábamos encontrar solo escombros. Está rota, pero la nave está casi completa ahí", reveló Mearns.

"La sorpresa más grande para nosotros es que la mayor parte del avión está ahí" 

Sala había partido de la ciudad francesa de Nantes, donde jugó hasta la temporada pasada, hacia la ciudad galesa de Cardiff, cuyo club, que milita en la Premier League, había comprado su pase. Para incorporarse antes a los entrenamientos, el jugador de 28 años había decidido tomar un avión privado. 

La avioneta en la que se trasladaba es una Piper PA-46 Malibu (patente N264DB), monomotor, que había partido desde Nantes a las 19.30. Aproximadamente una hora después, el piloto David Ibbotson (que después de conoció no tenía licencia para realizar esa clase de vuelos) pidió un aterrizaje de emergencia cuando se encontraba cerca de la Isla de Guernsey. Minutos después, los radares perdieron todo rastro del avión. 

El Lapiz Verde móvil info general