Guerra de massistas: Camaño criticó a Solá y Moyano la cruzó

El exgobernador bonaerense pidió la unión entre Cristina, gobernadores y el peronismo no kirchnerista. Pero la jefa del Frente Renovador en Diputados cuestionó esa idea y comenzó la discusión.

Tras las elecciones presidenciales en Brasil, donde ganó la primera vuelta el ultraderechista Jair Bolsonaro, la titular del bloque del Frente Renovador en Diputados, Graciela Camaño, sostuvo que esa experiencia "enseña que las sociedades no votan pasado con prontuario" y se cruzó con sus colegas Felipe Solá y Facundo Moyano, quienes pidieron la unidad del peronismo.

"Brasil nos enseña: LAS SOCIEDADES NO VOTAN PASADO CON PRONTUARIO", afirmó Camaño en su cuenta de Twitter, al realizar un claro paralelismo entre el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula Da Silva y Dilma Rousseff, cuyo candidato quedó 15 puntos por debajo de Bolsonaro (pero igual accedió al balotaje), y el kirchnerismo, en referencia a los supuestos casos de corrupción que salpican a ambos espacios. 

La diputada y referente del massismo en el Congreso dijo que "tampoco votan ajuste". Por eso, remarcó la necesidad de "construir inteligentemente el futuro de los argentinos, sin ajuste, sin mentira, sin prontuario", lejos del kirchnerismo y también del macrismo. 

Pero Solá, hoy más alejado del Frente Renovador, se pronunció en contra de esa idea. El exgobernador de Buenos Aires calificó lo ocurrido en Brasil como "un duro llamado de atención" y llamó a "ponerse de acuerdo" entre los que quieren "otro camino": "Cristina, los gobernadores, el peronismo, los socialistas, los radicales que se hayan arrepentido de jugar con Macri y también los cuatro de la foto del otro día", en referencia a Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto y Juan Schiaretti. 

"Sería el primer caso de aprendizaje sobre una derrota. De las derrotas no se aprende nada. Son eso, derrotas. Sirve para la autocrítica. Lo que enseña Brasil es que los únicos que miran por el espejo retrovisor son algunos políticos", le respondió Camaño. 

Frente a eso, el que tomó el guante no fue Solá, sino Moyano, también diputado por el Frente Renovador y actualmente muy crítico con algunas posiciones tomadas por el espacio que comanda el exintendente de Tigre. "La autocrítica sirve si después se corrige el camino. Las ultimas dos derrotas del FR (2015 y 2017) no dejaron mucho, parece. Por eso, algunos siguen haciendo antikirchnerismo mientras Macri empeora todos los problemas que dejó el Gobierno anterior", le contestó con dureza el hijo del dirigente camionero. 

"Creo que la sociedad no piensa en Macri o CFK. Ese dilema es del círculo rojo. La obligación de los políticos es construir soluciones. Ambos son un pasado de fracaso y frustración, si hay inteligencia, capacidad y ganas de pensar en el pueblo antes que en los intereses personales", replicó Camaño, para dar fin a la discusión. 

Diarios Argentinos móvil