Grieta puertas adentro: del asesinato de Gutiérrez a la marcha del 9 de julio

La pandemia puso una pausa a la rosca política. Sin embargo, estos episodios avivaron la interna en la oposición. ¿Nuevos liderazgos, quiebres, qué es lo que se viene en JXC?


La noticia del asesinato del exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez, el pasado 6 de julio avivó la interna dentro de la oposición a partir de la publicación de un comunicado del que algunos de los principales dirigentes de Juntos por el Cambio salieron a despegarse. Luego de una semana de polémicas, la marcha en contra del Gobierno de Alberto Fernández, que tuvo lugar el 9 de julio, y el episodio de agresión a un móvil de C5N marcó la cancha y definió de manera clara dos equipos. ¿Nuevos liderazgos, quiebres, qué es lo que se viene en la oposición?

Desde que el expresidente Mauricio Macri dejó el poder en diciembre pasado, el bloque opositor no reveló graves fisuras. La irrupción de la pandemia y la crisis del coronavirus puso en pausa – por un tiempo – la rosca política hacia afuera y dentro de la coalición. La buena sintonía entre el Gobierno de CABA y el nacional se comprendió como parte de una estrategia de “supervivencia”, las circunstancias imponían el trabajo en equipo; aunque le valió algunas críticas al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La calma puertas adentro parece haber concluido a partir del asesinato de Gutiérrez. Desde la dirigencia de Juntos Por el Cambio (JXC) emitieron un comunicado titulado:  “Un crimen de extrema gravedad institucional”, que llevó la firma de su presidenta Patricia Bullrich y de Alfredo Cornejo, entre otros. Allí resaltaron que la víctima de este crimen fue testigo en causas contra la administración Kirchner por presuntos delitos de corrupción y pidieron que la investigación pase a la órbita federal. Además, cuestionaron a las autoridades judiciales y policiales que están llevando adelante la causa.

Este documento generó malestar en JXC porque, según trascendió, no habría sido consensuado. Algunos de los máximos referentes salieron a despegarse y lo adjudicaron a la exministra de Seguridad.

A medida que pasaron las horas y avanzó la investigación hacia una hipótesis sin vínculos con la política - y ya con sospechosos aprehendidos-, algunos dirigentes de Cambiemos expresaron su posición contraria al comunicado partidario. "Hubiera esperado un par de horas", dijo el radical Mario Negri en una entrevista con América TV.

En el mismo sentido, el exministro Rogelio Frigerio sostuvo: "Hay que tener un comportamiento responsable y moderado, sobre todo en este contexto tan difícil de la pandemia", mientras que el exdiputado Nicolás Massot aclaró: "No me representa la idea de que el Gobierno mandó a matar a Fabián Gutiérrez".

Otros como Rodríguez Larreta y los gobernadores de JXC como Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez prefirieron no pronunciarse públicamente al respecto. Es marcada la estrategia de no confrontación de los dirigentes de Cambiemos que conservaron un cargo público.

Cuando aún quedaban vestigios del malestar que se generó en torno a las repercusiones por el asesinato de Gutiérrez, un nuevo episodio puso a prueba la unidad partidaria. El 9 de julio, desde las redes sociales, se convocó a una marcha en distintas ciudades del país bajo consignas como la defensa de la república, la democracia, la libertad, y la Justicia y contra la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional. Algunos políticos como el propio Macri y Bullrich usaron sus redes para alentar la convocatoria.

La movilización finalizó con un ataque hacia un móvil del medio de noticias C5N. A partir de este hecho, hubo quienes salieron rápidamente a repudiarlo, mientras otros prefirieron el silencio. De un lado: Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Diego Santilli, Alfredo Cornejo; del otro: el propio Macri, Patricia Bullrich y Fernando Iglesias, entre otros.

¿Qué hay detrás de esta grieta? Por ahora solo se trataría de una fisura, pero hay quienes advierten por la “bolsonarización” – en alusión al presidente de Brasil Jair Bolsonaro – de Macri y el ala más dura de JXC. Una posición de extrema derecha al estilo del mandatario de Brasil sacaría del equipo a algunos sectores que hoy conforman el bloque opositor: ¿la fisura puede derivar en quiebre?



Diarios Argentinos móvil