Grave crisis en la industria textil nacional

Un informe del Centro de Economía Política Argentina analiza las causas y las consecuencias de la fuerte retracción desde diciembre de 2015 en la participación en el Valor Agregado Bruto.

Los sectores industriales de la economía sufrieron un fuerte revés desde diciembre de 2015, especialmente el textil, según reveló un informe del Centro de Economía Política Argentina. Tal como explica el texto, el sector textil está íntimamente vinculado con la situación del mercado interno nacional.

Entre las principales causas de la retracción en el rubro se encuentra el retroceso en el poder adquisitivo de la masa salarial con la consecuente contracción del mercado interno. Esto, según el CEPA, golpeó de lleno en un sector tan sensible a los ciclos internos, como es el textil.

A este punto se le sumó la apertura de importaciones textiles: las importaciones del complejo aumentaron 29,5% entre 2015 y 2016, y 37,9% en comparación al primer trimestre de 2017 con igual período del 2016.

En la comparación entre 2015 y 2017 el crecimiento de las importaciones es aún mayor: 49% entre ambos años y el ingreso de mercadería llegó a sumar en el primer trimestre US$ 212 millones.

Como tercer factor de la caída, el CEPA señala el aumento de costos internos debido al fuerte reacomodamiento tarifario en los servicios públicos. Según el informe, la industria enfrentó tarifazos de entre 95% y 105% en la provincia de Buenos Aires, cercanos al 210% en Santa Fe y del 100% en Córdoba.

Por el lado del empleo, la crisis del sector llevó, de manera consecuente, a una reducción de los puestos de trabajo industriales. El rubro de Prendas de Vestir redujo personal por 3,4%, según los datos del Ministerio de Trabajo. Mientras, por otro lado, Productos Textiles lo hizo por 1,5%. En total, en el sector textil se suspendieron, desde diciembre 2015 a la actualidad, 11.820 personas.

El impacto en la producción se manifiesta en la caída en la comparación interanual: el Estimador Mensual de Actividad (EMI) del INDEC muestra que mientras en 2015 la actividad Hilados de Algodón fue positiva en 3,9% y la de Tejidos fue del 2,7% respecto al 2014, en 2016 se registró una caída de 8,1% y un crecimiento de apenas el 0,4%, respectivamente.

Ya en los primeros tres meses del 2017 se registró una caída  del 29,8% en Hilados y 13,3% para Tejidos respecto del 2016, un año de mala performance en la base de comparación. Por último, el análisis del CEPA  pone foco en el indicador de la capacidad instalada del sector: en 2015 fue de 69,5 por ciento, mientras que en 2016 se redujo a 64,4.

Diarios Argentinos