Grave caída de la producción industrial en 2016 y 2017

Un informe de la Universidad de Avellaneda da cuenta de un rojo acumulado del 2,7% en los últimos dos años en el sector fabril. Se perdieron al menos 20.000 puestos de trabajo.

El sector industrial fue el más castigado por el nuevo modelo económico implementado durante los últimos dos años, señala un informe del Observatorio de Políticas Publicas de la Universidad Nacional de Avellaneda.

La producción industrial acumulada del último bienio muestra un rojo de 2,7%, como producto de una caída del 4,6% en 2016 y un incipiente crecimiento de 2% en el 2017.



Si se analiza por sectores, “las caídas se registran en la industria textil (-10%), con una baja del rubro hilados de algodón de 13,1%; industria del tabaco (-3%); refinación de petróleo (-2,1%); sustancias y productos químicos (-1,7%) destacándose el descenso de fibras sintéticas y artificiales de 15,3% y productos químicos básicos de 6,4%; industria alimenticia (-1%) con fuerte caída en lácteos de 6,2% y papel y cartón (-0.1%)”, indica el informe.



En el acumulado desde 2015, el sector textil destruyó producción en el orden del 15%, la industria del cuero y calzado se redujo en un 9% y la petrolera decreció un 6%.

En este sentido, los textiles fueron, sin dudas, el rubro más dañado por las importaciones: los ingresos de indumentaria terminada superaron el 100% acumulado en cantidades, en los últimos dos años. Las compras al exterior aumentaron en dicho período 27,0% en valor y 52,5% en volumen respecto de los mismos meses de 2016, mientras que, si se compara con 2015, el incremento asciende a 73,9% y 103,9%, respectivamente.



Respecto de los puestos de trabajo, el contexto actual sigue sin recuperar los niveles de 2015: del comparativo acumulado con base en el SIPA, con datos al mes de octubre, se registran 20.000 puestos industriales registrados menos que hace dos años atrás. Solo en el sector textil, desde diciembre de 2015 se calcula que se han sufrido alrededor de 3800 despidos y 11.900 suspensiones.

Otro rubro con fuertes desplomes en el 2017 fue el de los productos electrónicos: en los primeros nueve meses de dicho año, la producción de televisores cayó 9,2%; la de reproductores de video, 26,3%, de equipos de audio, un 7,6%; de cámaras fotográficas, 82,2%; de aires acondicionados para audio, 19,3%; monitores, 73,3%, y discos compactos, 94,7%.

El caso de las notebooks, tablets y PC es especialmente significativo ya que se redujo 100% la producción, se pasaron de producir 290.000 unidades a solo 16 (dieciséis) en 2017.

Diarios Argentinos