Ginés García: "No podemos vivir en cuarentena permanente"

El ministro de Salud de la Nación aseguró que después del 10 de mayo "debemos empezar a tener actividades sociales y productivas, con todo el cuidado".

Esta tarde, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García declaró que después del 10 de mayo, cuando se de por finalizada la tercera fase de cuarentena, "debemos empezar a tener actividades sociales y productivas que son necesarias, con todo el cuidado, como hasta ahora". 

El funcionario, al hablar con el canal de noticias A24, aclaró que si bien no es él quien está a cargo de esa decisión, consideró que la apertura de esas actividades será "gradual", de acuerdo con la situación particular de cada jurisdicción, y explicó: "Nosotros le damos prioridad a la situación epidemiológica. Hay muchas jurisdicciones que están haciendo una apertura y es lógico: tres cuartas partes nunca tuvieron circulación del virus ni importada".

Esta nueva etapa, de todas formas, se seguirá con la implementación de los cuidados exigidos por la Organización Mundial de la Salud, tales como "utilizar barbijos, cumplir con el distanciamiento social, toser sobre el pliegue del codo y no estar en lugares con mucha aglomeración de personas". Una de las incógnitas refiere a cómo se podrá controlar el transporte público.

Ginés García detalló que por ahora, el crecimiento actual de los contagiados por COVID-19 en la Argentina es lento, y se da principalmente "en las grandes urbes y en el AMBA". Reconoció, igualmente, que en los próximos días habrá un incremento en los niveles de contagios.  

Por otra parte, el Ministro informó que actualmente se disponen más de seis mil camas de terapia intensiva: "Ayer hubo 161 personas que las necesitaron". Asimismo, recalcó que en el último mes se distribuyeron 1011 respiradores a lo largo y ancho del país. 

Finalmente, al ser consultado por el regreso de las clases, manifestó que no va a ser pronto, más allá de que es una decisión a cargo del ministro de Educación, Nicolás Trotta. "Los chicos son transmisores brutales, porque vuelven a casa con los padres y abuelos y generan una rápida expansión del virus".

Diarios Argentinos móvil