Gabriela Michetti habló sobre la denuncia a Alperovich

La vicepresidenta afirmó que no quiere ser jueza pero que es muy difícil "que una mujer se exponga de esta manera". Confirmó que al tomar conocimiento del caso puso en marcha el protocolo del Congreso para actuar en casos de denuncias.

La vicepresidenta, Gabriela Michetti, se refirió a la denuncia por abuso sexual que hizo la sobrina del senador y exgobernador de Tucumán, José Alperovich, en su contra y afirmó: "No quiero ser jueza porque no lo soy, pero es muy difícil que una mujer se exponga de esta manera".

"Ahora, de cualquier manera lo primero que se me ocurre a mí es que una mujer que se expone y además con la edad que tiene, es una chica muy jovencita, tiene 29 años, además es pariente del senador. Entonces, que se exponga a esta denuncia de esta manera… Las mujeres creo que tenemos como una sensación de que alguna cosa ella evidentemente ha vivido", destacó en diálogo con el programa Nada personal de Canal Nueve.

En ese sentido recordó el caso de Thelma Fardin que tardó años en denunciar a Juan Darthés: "Son cosas difíciles de poner en palabras para que lo conozca todo el mundo, y para que lo sepa la Justicia y para que empiece un proceso que es muy difícil de atravesar. Entonces, en principio me parece que hay que tener mucho cuidado con hacer muy livianas estas cosas, porque son muy profundas, muy difíciles". A la vez que consideró que la situación es aún más delicada cuando existen vínculos de parentesco entre la denunciante y el acusado. 

Por otra parte destacó el apoyo de los senadores al asegurar: "Creo que hasta ahora hemos actuado de una manera intachable todos los senadores, todo el mundo se ha puesto a disposición". Pero puntualizó que es el Poder Judicial el que tiene que tomar cartas en el asunto: "Ahora es la Justicia la que tiene que actuar lo más rápido posible, con la mayor transparencia para que estos casos se puedan desentrañar".


Protocolo del Congreso en caso de denuncia

Michetti confirmó que tomó conocimiento del caso por los medios de comunicación, por lo que posteriormente se informó más sobre el caso e "inmediatamente puso en marcha el protocolo del Congreso para actuar en casos de denuncias".

"Se desafectó a la mujer del área donde estaba trabajando como asesora de la senadora Beatriz Mirkin, compañera de bancada de Alperovich y se la afectó a la Secretaría Parlamentaria con el mismo nivel de sueldo y cargo que tenía; le dijimos que no necesitaba ir al trabajo hasta estuviéramos tranquilos que su integridad estuviese bien protegida", explicó.


Pedido de licencia de Alperovich

Pese a resistirse en un primer momento, Alperovich decidió suspender su trabajo legislativo hasta que la Justicia esclarezca la denuncia en su contra por violación a una sobrina que trabajaba con él y pidió una licencia a sus labores en el Congreso.

"A fin de dedicar mi esfuerzo y mi tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad, y reparar mi honor, le pido expresamente que me confiera licencia en mi honorable cargo", manifiesta el legislador tucumano en la carta que está dirigida a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti.


Diarios Argentinos