Casamiquela: "El único límite de la oposición debe ser Macri"

En diálogo con El País Digital, la dirigente ligada a Florencio Randazzo, pidió "la construcción de un frente opositor amplió" donde "no se cercene la participación de nadie". Además, criticó la política de endeudamiento del Gobierno.

En diálogo con El País Digital, Florencia Casamiquela, compañera de fórmula de Florencio Randazzo en las últimas elecciones, afirmó que de cara a lo que viene el único límite de la oposición "debe ser el Gobierno de Macri" y pidió "no cercernar la participación de nadie".

En ese sentido, la abogada y docente, reivindicó la figura de Randazzo, dijo "estar orgullosa" del proceso que encabezaron Néstor y Cristina Kirchner y sostuvo que Sergio Massa "es un cuadro que debe formar parte de una construcción opositora amplia".


La entrevista completa




-¿Cómo evalúas la gestión de Cambiemos?

-El Gobierno actual uno lo puede analizar de dos perspectivas. Si vos sacás una foto de lo que sucede hoy ves todos los indicadores a la baja, no hay una sola política pública que le haya mejorado la calidad de vida a los argentinos. El desempleo crece, el mercado interno se achica escándalosamente, los comercios cierran, los empresarios no pueden sostener su actividad con un Gobierno que realiza una apertura comercial indiscriminada, entonces lo que veo está mal. Ahora si pongo play esa foto y pretendo visualizar el futuro, lo que viene es peor, porque este Gobierno ha endeudado a los argentinos en 200 mil millones de dólares, ha colocado además bonos a cien años, esos bonos, esa deuda, son las escuelas, los hospitales, las rutas que nuestros hijos y nuestros nietos no van a tener. Es decir estamos mal, pero vamos peor y creo que tenemos que hacer una profunda reflexión desde la política.


"Este Gobierno ha endeudado a los argentinos en 200 mil millones de dólares, ha colocado además bonos a cien años, esos bonos, esa deuda, son las escuelas, los hospitales, las rutas que nuestros hijos y nuestros nietos no van a tener


-¿Por qué pensás que a pesar de estos malos indicadores, tiene posibilidades de ganar en 2019?

- Yo no coincido en que Cambiemos tenga posibilidades de ganar las próximas elecciones. Estoy convencida de que la gran mayoría de los argentinos están esperando una alternativa electoral distinta. Para ofrecer esta alternativa, sí soy consciente de que tenemos que tener la capacidad de lograr un proceso de reconstrucción, pero no ya de unidad del peronismo, sino de un proyecto de país que mire a la Argentina con mercado interno, con generación de puestos de trabajo, con industria nacional, no hay país posible sin industria. Ese es el gran desafío que tenemos desde la oposición y lo tenemos que hacer con amplitud, no podemos cercenar la participación de nadie. Estamos en una hora histórica que requiere de la dirigencia argentina dos cuestiones; primero reflexionar sobre lo que hemos hecho. Vos mirás todos los indicadores de 1976 hasta la fecha y la verdad ha empeorado todo lo que refiere a materia desarrollo humano. Ese país que nuestros viejos soñaban, "mi hijo el doctor", porque existía una clase media que históricamente ha sido vigorosa, esa política de Estado que ha permitido la movilidad ascendente, ya no está más. Hoy lo que tenés en la Argentina es una estratificación social alarmante, con niveles de pobreza y marginalidad que no sólo están cristalizados, sino que además crecen. Sobre eso me parece que tenemos que reflexionar desde la oposición. 

-Vos trabajás y militás en el conurbano, ¿cómo está la situación social? 

-En el conurbano la estamos pasando muy mal, pero lo que más me duele es que la estamos pasando muy mal desde hace rato. Vos charlas con cualquier vecino de Varela y te consterna que todavía tengan que padecer la humillación de no poder acceder a la salud pública, de no poder acceder dignamente a un hospital, a una escuela, que los pibes no puedan anotarse en el jardín, porque no hay vacantes. Que nuestros pibes no tengan trabajo ni tampoco tengan la posibilidad de estudiar, pero que además tengan el componente del narcotráfico que crece de manera exponencial en todos nuestros barrios. La verdad que tenemos una gran deuda pendiente desde la política con el conurbano bonaerense.

-¿Cómo ves el estado de la oposición? Se observa mucha fragmentación.

-Yo creo sí hay una grieta, la grieta de lo que están a favor de las políticas de este Gobierno que genera miseria, desocupación, un endeudamiento escándaloso y del otro lado quienes nos encontramos en las antípodas de ese pensamiento. Y esto incluye a todos, la única limitación que debe existir en este universo es el Gobierno de Macri. Yo veo que no hay margen para comenzar con veleidades individuales que cercenen la posibilidad de construir una única expresión electoral el año que viene. Todo este universo opositor tiene lograr reconstruir la representación política de todos estos sectores que hoy se encuentran profundamente golpeados por este Gobierno. De los empresarios, de los productores, de los trabajadores, de los desempleados, de los estudiantes, de nuestros abuelos, de los niños, todos esos sectores tienen que encontrar su representación política en una única expresión electoral, ese es el desafío de la oposición. Y ahí no puede existir fragmentación. Tenemos que crear reglas claras que garanticen la participación de todos. 

Mirá a mí me parece un problema de falencias de puntos de encuentros. Yo creo que se pone más énfasis en las diferencias, que para mí son cuestiones secundarias, que en lo principal. Porque si vos hablás con distintos legisladores, todos estamos de acuerdo en que creemos en un proyecto nacional, que genere trabajo, que genere riqueza, que contemple un programa económico de desarrollo para el agro pero también para la industria, que contemple un programa de desarrollo humano para el conurbano, pero que no se olvide de las rutas ni de las transformaciones que aun nos faltan en el interior. Estamos todos de acuerdo en eso, pero falta que nos pongamos a trabajar en los esencial, en lo principal, que es cómo la política establece reglas de juego claras para volver a ser una opción electoral para ganar las próximas elecciones, pero fundamentalmente que tengamos la capacidad que una ves que seamos gobierno podamos llevar adelante las transformaciones que la Argentina necesita para poder ponerse de pie. Eso es lo importante, y ahí no puede haber diferencias, pero no sólo en el peronismo. Tenemos que escuchar con humildad a los socialistas, al radicalismo popular, a los progresistas, a todo aquel que se encuentre en las antípodas de este Gobierno y tenemos que sumar esas propuestas para volcarlas en una expresión electoral el año que viene.  


"Tenemos que escuchar con humildad a los socialistas, al radicalismo popular, a los progresistas, a todo aquel que se encuentre en las antípodas de este Gobierno y tenemos que sumar esas propuestas para volcarlas en una expresión electoral el año que viene".  


-Una opinión sobre CFK, sobre Massa y sobre Randazzo 

-Qué te voy a decir yo de Cristina, que junto a Néstor llevó adelante el proceso histórico de incorporación de derecho más importante de los últimos años. del cual yo me siento orgullosa y reivindico medidas que han incorporado miles de puestos de trabajo de Argentina, que han recuperado YPF, Aerolíneas, las jubilaciones, lo que se ha hecho en materia de educación pública, yo soy docente de la UNAJ, una universidad pública del conurbano y veo con orgullo cómo esos miles y miles de pibes tienen la posibilidad de soñarse así mismo con un futuro mejor. Ahora con una profunda conciencia histórica, como militante peronista y como mamá, tengo en clara que no podemos construir futuro mirando hacia atrás. Yo no quiero volver hacia ningún lado, yo quiero dejarle a mis hijos un país mejor del que yo recibí y creo que Cristina quiere lo mismo, así que mirá si no vamos a ser capaces toda la oposición encontrarnos para sacar la Argentina hacia adelante y ponerla en un lugar de desarrollo y abandonar este Estado semi colonial que ha dejado la política.

Por otro lado, Sergio Massa representa a una porción de los argentinos que ya en el 2013 ha pedido mirar hacia adelante y en las urnas ha expresado estar buscando otra cosa. Sin lugar a dudas, es un cuadro que debe formar parte protagónica de esta construcción amplia. En la Argentina que se viene no podemos prescindir de ningún cuadro, nosotros tenemos que tener a nuestros mejores hombres a nuestras mejores mujeres para trabajar codo a codo y sacar esto adelante.

Yo creo que el silencio de Florencio es un valor, los argentinos han sufrido la defraudación de creer en candidatos y de creer en políticos que prometían cualquier cosa y después no cumplían nada. Y en ese sentido, estoy orgullosa de estar al lado de un tipo del cual puedo decir sin pestañear que dice lo que piensa, que hace lo que dice, que no se calla nada y que cumple. Que cuando le tocó gestionar cumplió, cuando le tocó decir en el fragor de una contienda electoral como fue la del año pasado, dijo todo lo que tenía que decir. Y por supuesto hoy estoy orgullosa en el que él esté trabajando en una propuesta de país, en encontrar los puntos que nos convoquen para verdaderamente elaborar una propuesta que después se vuelque en una expresión electoral. Las elecciones son el año que viene, por lo que hablar de candidatos hoy me parece una falta de respeto. Y yo en Florencio veo que tiene la coherencia y el valor de decir muchas cosas que no son políticamente correctas o que quizás no las comparte gran parte de la dirigencia, pero que tiene que ver con lo que le está pasando a los argentinos hoy. Florencio siempre ha tenido la capacidad de visualizar y de transformar esas cuestiones que funcionaban mal. Yo lo veo a Florencio con una vocación y una profunda voluntad transformadora, todos los días está trabajando con nuestro equipo técnico en una propuesta para ponerla en una mesa con un sin fin de dirigentes, y eso me pone orgullosa.


"Yo lo veo a Florencio con una vocación y una profunda voluntad transformadora, todos los días está trabajando con nuestro equipo técnico en una propuesta para ponerle en una mesa con un sin fin de dirigentes, y eso me pone orgullosa".


-¿Sobre qué ejes programáticos debería trabajar la oposición para volver a conquistar el poder en 2019?   

-En cuanto a la corrupción para mí, no hay mejor manera de combartirla que con una buena gestión. Y tengo el ejemplo de Florencio Randazzo, él hizo la transformación ferroviaria más importante de la Argentina en los últimos años, y cuando se les preguntó a los empresarios en Comodoro Py si había existido algún caso de corrupción en su gestión, dijeron que no. Me parece que hay que combatir la corrupción no desde declaraciones rimbombantes que expresen lo que mucho ciudadanos quieren escuchar, eso se lo dejamos a los periodistas. La política tiene que gestionar de manera transparente, la política no puede andar opinando todo el tiempo de causas judiciales.

Por otra parte, considero que a la clase media hay que ofrecerle un proyecto de país que vuelva a contemplar la movilidad social ascendente, que tenga la posibilidad de contemplarse en un futuro mejor de lo que están ahora. Y eso se realiza con un combo de medidas económicas que estén direccionadas a hacer crecer a la Argentina. Yo creo que gran parte de la clase media se entusiasmó con la propuesta de Cambiemos creyendo que un Gobierno pro mercado iba a favorecer a los sectores que ya estaban más o menos bien. Resulta que Cambiemos era un Gobierno pro timba financiera no pro mercado. Y ahí se empezó a ver, cuando no hay inversión real, cuando no hay posibilidad de producir, cuando no hay posibilidad de colocar en el mercado los productos que producimos y que queremos vender, como crece el desempleo, como la plata no alcanza, como la inflación no tiene un parate, entonces han sentido una profunda defraudación de lo que ellos han creído. Ahora con mucho respeto, a los que creyeron en una propuesta que no se cumplió, hay que ofrecerles futuro. Ahora si a esos sectores minoritarios que hoy creen tener todo el viento a favor con este Gobierno, consideran que van a poder desarrollarse en una sociedad que cae estrepitosamente todos los días, creo que hay una confusión de otro orden. Sí creo que nuestra propuesta política electoral tiene que ofrecer un modelo productivo agroindustrial que fortalezca las economías regionales que hoy se encuentran golpeadas. Creo que hay que elaborar un proyecto agro económico industrial que nos de posibilidades de crecimiento.

-¿Cómo ves el movimiento feminista, sobre todo desde tu experiencia en barrios y en los sectores populares?

-Me enorgullece todo lo que estamos logrando en ese ámbito. Yo tomo contacto con el feminismo desde la práctica cotidiana, yo soy abogada de Varela y en el conurbano me llega un sin fin de casos de violencia de género en donde he tratado desde mi vocación militante desde mi humilde lugar. Y ahí lo que veo es por supuesto la violencia machista, el arrebato de muchos derechos de las mujeres, pero también veo un drama social de otro orden. Estoy profundamente comprometida con esta ola que tiene que crecer y que tiene que incorporar al feminismo a los grandes de la Argentina. Hoy nos se nos ocurriría que un candidato no hable de la desigualdad en materia laboral que existe con las mujeres, lo que ocurrió con el aborto, a las distintas violencias que sufrimos, pero eso no nos puede correr el eje del verdadero drama que hoy está viviendo el país. Eso tiene que estar acompañado de un tratamiento integral, que debe tener en cuenta un contexto social que acrecienta la violencia contra las mujeres.

-¿Cómo te ves en 2019?  

-Me veo trabajando incansablemente, para hacer crecer esto. Me veo trabajando en un proyecto de país que pueda reconstruir una representación política que se perdió en Argentina, que tenga la posibilidad de ganar, y que tenga la posibilidad de hacer crecer los consensos para tener el sustento político suficiente a la hora de llevar adelante todo lo que creo que nos falta y tenemos que tener en el país.          

Diarios Argentinos móvil