Alberto Fernández: "Si gano, sé que los primeros años de mi gestión serán difíciles"

El candidato con más votos en las PASO habló de una economía "diezmada". Contó cuáles serán las claves de sus políticas económicas y rechazó la posibilidad de reformas en la Constitución.

Tras sus visitas a España y Portugal, donde se reunió con los mandatarios de ambos países, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo saber que, en caso de ganar las elecciones generales de octubre y llegar a la Casa Rosada, "los primeros años serán difíciles" por la situación económica que recibiría, pero se mostró convencido de poder sacar adelante el país y remarcó la necesidad de un acuerdo entre todos los sectores. 

"Si gano, sé que los primeros años de mi gestión serán difíciles porque recibiré una economía diezmada y un escenario internacional poco fácil", reconoció Fernández en una entrevista con TN, en el programa "Desde el llano", conducido por Joaquín Morales Solá. 




Al analizar la gestión económica de Mauricio Macri, el candidato con más votos en las PASO señaló que, entre otras cosas, "el Gobierno redujo a la mitad el Producto Bruto Interno (PBI)" y comparó la situación actual con la de 2003, cuando asumió Néstor Kirchner y él ocupó el cargo de jefe de Gabinete. 

En ese sentido, recordó que en ese momento no tenían un programa económico fijo, pero sí que todas las medidas estaban orientadas a cinco objetivos: "buscar el equilibrio fiscal, el superávit comercial, un tipo de cambio competitivo, el aumento de las reservas y el desendeudamiento". 

"Ahora lo primero que tenemos que hacer es parar la pelota para durante los primero 180 días poder recomponer los salarios sin que se dispare la inflación", anticipó, y habló de "una convocatoria a todos los sectores". 

Fernández definió a la industria como "central en la Argentina del futuro" y habló de "volver a ponerla en marcha". Pero también marcó su voluntad de potenciar al campo porque "los dos son muy importantes". "Yo tengo que ayudar al campo a que exporte y a que ganen mercados, no son mis enemigos, sino mis socios", manifestó.

Además, en línea con lo que recordó de la gestión de Néstor, señaló la importancia de encarar los desafíos que planteará la economía "sin dogmatismos". "Una vez Danielo Astori, el ministro de Economía uruguayo, me dijo que manejar nuestros países es como un taller mecánico, para desarmar un carburador no se usa siempre la misma llave. No hay una regla para resolver los problemas de nuestras economías. Hay momentos para ser liberal y otros para ser más keynesiano", afirmó.

Sobre la inflación, cuestionó la visión "monetarista" que aplicó el gobierno de Macri y habló de múltiples factores que generan esa problemática en nuestro país: "En la argentina hay un nivel de concentración de la economía muy peligroso. Por ejemplo, la industria láctea está en manos de dos granes empresas. Lo que hay que generar es más competencia, no se trata de desguazar ni expropiar ni nada". 


Otras frases de su entrevista:

"Le dije a la Mesa de Enlace que debemos ser socios: la Argentina necesita dólares para pagar y ellos pueden exportar".

"Nos enorgullece producir comida para 400 millones de personas pero no podemos resolver el hambre en la Argentina". 

"Tenemos una oportunidad única que no podemos desperdiciar en términos de expectativas sociales".

"No hay que cambiar la Constitución, pero necesitamos otro contrato social porque es inadmisible que haya hambre".

"Cuando Cristina (Kirchner) habla de un 'nuevo orden' se refiere a la idea de generar otros compromisos políticos".

"Yo le dije a Macri que me parecía necesario pone un feriado bancario ante la situación económica, pero lamentablemente se fueron U$S3000 millones. Luego sí implementaron controles cambiarios".

"La Justicia no funciona como Dios manda sino como ordena el poder de turno, pero no voy a hacer política en los tribunales. Para mí, Cristina es una perseguida política. Yo me voy a ocupar del trabajo, la deuda y el hambre".

"(A los debates) no le encuentro el sentido, pero la ley nos obliga a ir".

"Quiero cerrar la grieta. Todos tienen que poder defender cosas distintas de un modo civilizado".




Diarios Argentinos móvil